Conor Mcgregor, carisma, polémica y venta de imagen en el deporte.

Autor: Álvaro García Fernández (MBA Deporte Universidade de Vigo)

conor-mcgregorLa realidad en algunos casos supera a la ficción, imagínense a un joven muchacho irlandés que debe recurrir a la beneficencia para poder comer, gran seguidor del Manchester United, juega al fútbol. Tras ser sometido a acoso por parte de algunos chicos de su edad se introduce en el mundo de las artes marciales mixtas, en primer lugar con el único objetivo de defenderse. Al ver que tenía potencial en este ámbito, decide abandonar el fútbol para centrarse de pleno en las artes marciales, compaginándolo al principio con su trabajo como fontanero ayudando a su padre [1]. A día de hoy ese chico es uno de los deportistas mejor pagados del mundo y la estrella absoluta del Ultimate Fighting Championship UFC.

No es necesario que se lo imaginen pues existe, su nombre es Conor Mcgregor. ¿Pero qué hay detrás de esta vertiginosa progresión? En primer lugar hay calidad en cuanto a la acción deportiva se refiere pero ¿Es esto suficiente? La respuesta es no.

Lo que diferencia a Conor de otros luchadores principalmente es su imagen, una estética muy cuidada que busca potenciar su carácter e impresionar a sus rivales. Suele vestir ropa muy llamativa y cuida su corte de pelo, de hecho se ha convertido en el mayor icono de la moda en Irlanda en los últimos 20 años [2].

Por otra parte complementa dicha imagen con su carisma, nunca evita la polémica y cuando habla no deja indiferente a nadie, ya sea a través de los medios de comunicación o a través de sus redes sociales, para él no existe la publicidad negativa [2]. El hecho de que caliente cada combate y se autoproclame como ganador mucho antes de la realización del mismo, hace que sobre sus combates se creen unas expectativas enormes y más teniendo en cuenta que sus predicciones son un tanto subjetivas, ya que a pesar de su percepción como claro vencedor sus rivales tienen mucho nivel. Esta seguridad en sí mismo, su juego psicológico antes de los combates y la incertidumbre de los resultados hace que los aficionados llenen las salas, él intenta acabar los combates por la vía rápida y además corre riesgos que otros luchadores no asumen, cediendo ante muchos requisitos que algunos rivales plantean para enfrentarse a él [3].

Mc Gregor se ha convertido en el luchador más rentable para la UFC y esto ha hecho que muchos de sus rivales se beneficien de su cartel, ya que ellos ganan más dinero si Conor encabeza las carteleras. Los datos de audiencia son utilizados por Conor a la hora de negociar sus contratos, casi siempre al alza. El hecho de que la UFC acabe de ser vendida por unos 4 billones de dólares,  es un claro indicador del auge que está teniendo este tipo de negocio [4].

A modo de reflexión considero que el afán de algunos luchadores por llamar la atención ha hecho que se pierdan las formas y en muchos casos los valores deportivos. Lo que está claro es que Conor ha demostrado que estar en el candelero y crear polémica ha generado un auge del seguimiento de este espectáculo. Resulta llamativo como un deportista ha logrado sacar tanto partido a su imagen en un periodo de tiempo relativamente corto y como ha sabido venderse creando una imagen detrás de sus habilidades deportivas que hacen que sea noticia dentro y fuera del octógono.

 

Referencias bibliográficas:

-[1] García, Á. (2016) ‘’Conor Mcgregor de fontanero a la lista forbes’’  ABC Deportes. Recuperado de  http://www.abc.es/deportes/abci-conor-mcgregor-ufc-lista-forbes-fontanero-201606100831_noticia.html

-[2]  Bargueño, M.A. (2016) ‘’Posiblemente, el hombre más bestia (y a la vez ‘cool’) de la Tierra’’ El País Icon. Recuperado de https://goo.gl/h25E91

-[3] Del Río J. (2016) ‘’¿Por qué Conor Mcgregor es el rey de la UFC?’’ Diario Marca. Recuperado de http://www.marca.com/combates-ufc/2016/08/24/57bc1e4046163f870a8b4645.html

-[4] Kallás F. (2016) ‘’Polideportivo: la UFC es la organización deportiva más cara de la historia’’ Diario As. Recuperado de http://masdeporte.as.com/masdeporte/2016/07/11/polideportivo/1468239543_889608.html

Anuncios