El deporte minoritario o minorizado. La carencia de visibilidad

Autora: Noelia Fernández Paradela (MBA Deporte Universidade de Vigo)

Con la fuerte irrupción del modelo americano en Europa, son muchos los espectáculos deportivos que marcan las directrices de los deportes considerados relevantes tanto para ciudadanos como medios de comunicación. Muchas disciplinas deportivas quedan relegadas a un segundo lugar sin que apenas tengamos  información o incluso no conozcamos la existencia de su práctica. Tras esta breve síntesis, se abren grandes interrogantes como: ¿Qué consideramos deporte minoritario o minorizado? Y ¿por qué hemos llegado a esta situación?.

Según la RAE,  minoritario es perteneciente a la minoría o que está en minoría numérica. Atendiendo a esta definición, como se puede observar en la siguiente imagen, el número de licencias en deportes como: la caza, el golf, la montaña o el judo se encuentran por delante de otras de mayor relevancia y presencia en los medios como balonmano, atletismo o tenis.

Cuadro resumen deportes con más licencias federativas, extraído de CSD

resumen licencias federativas

Estos datos incitan a reflexionar sobre la educación deportiva que se está ofreciendo en nuestro país respecto a este tema. ¿Los culpables? Las empresas deportivas y los medios de comunicación. La falta de apoyos por parte de estos agentes se refleja en testimonios como el del ex atleta, Martí Perarnau refiriéndose a su época de competición en los años 80 argumenta “yo he participado en campeonatos de España de atletismo, en Madrid, con el estadio Vallehermoso con todas las taquillas cerradas porque estaban las entradas vendidas. Esto es inimaginable ahora mismo”.

La industria del deporte está creciendo a ritmos agigantados y ven el deporte una carta de presentación fabulosa ante la sociedad. Empresas de ropa deportiva,casas de apuestas,  agencias de marketing y patrocinio, grandes empresas del país ubicados en diferentes sectores…todos quieren alcanzar grandes beneficios por medio de distintas modalidades deportivas. ¿Pero que deporte es el rey de los ingresos? El fútbol. La Liga ingresó el pasado año  3.327,4 millones, un 59% más que hace 5 años. La clave de esto son los derechos de televisión, que alcanzan ahora los 1.131 millones de euros ese mismo año. Unos datos que elevan el mercado a cifras astronómicas que nada tienen que ver con lo invertido en el resto de deportes.

Por su parte, los medios de comunicación deportivos lejos de dar una mayor visibilidad a otras modalidades, solo dan cabida en su totalidad al fútbol. Los considerados deportes minoritarios, solo aparecen en sus portadas o dobles páginas si se trata de un triunfo histórico. En relación a este punto, la periodista polideportiva de TVE, Paloma Sánchez del Río dice que “la prensa vive de una empresas que quieren hacer un negocio, son las empresas periodísticas: las radios, las televisiones que lo que quieren es tener audiencia o venta de periódicos o cuñas de radio”.

Portadas de periódicos españoles dedicadas a otros deportes

Así podemos hablar del público momentáneo, que solo se preocupa de los deportes que se minorizan cuando surge un mega-evento deportivo. Es el caso de los JJOO, millones de personas y medios siguen todas las competiciones disputadas en ellos, pero tiempo después no recuerdan ni el nombre de las disciplinas, ni el de sus flamantes campeones.

“Lo esencial es invisible a los ojos” escribía Saint Exúpery en su ya celebré obra titulada El Principito y razón no le faltaba. El deporte y sus valores; siempre en mayoría.

Referencias:

CSD (Consejo Superior de Deportes) 2018. Disponible en: http://www.csd.gob.es/csd/estaticos/asoc-fed/licencias_y_clubes_2017.pdf [Consulta: 2 de diciembre, 2018]

E.S. MAZO, L. JUNCO, V. CRUZADO, C. GALERA (2017). Así están las finanzas del fútbol español: ingresos récord y deuda en mínimos. Expansión. Disponible en: http://www.expansion.com/directivos/deporte-negocio/2017/02/03/589473e4e2704e7f678b45ad.html [Consulta: 4 de diciembre, 2018]

RAE (2018). Disponible en: http://dle.rae.es/?id=PKYyRLl [Consulta: 2 de diciembre, 2018]

OLIVEROS, A (2017).Deportes minoritarios o minorazidos por los medios. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=_wlBXO4GH2c&t=232s[Consulta: 4 de diciembre, 2018]

Anuncios

Como acabar con RojaDirecta y no morir en el intento

Autor: María Pérez Álvarez (SETrg)

rojadirecta¿Quién no ha visto alguna vez un partido de fútbol en la página de RojaDirecta? Vamos, confesadlo. La imagen no es completamente nítida y los enlaces que ofrece puede que no funcionen a la primera, pero esto parece no ser motivo suficiente para desanimarnos a la hora de ver un espectáculo deportivo de cualquier tipo, de “forma gratuita” y con la comodidad de no movernos de casa.

Pues sí, ahí está la clave. Simplemente necesitamos conexión a Internet para poder disfrutar de un clásico sin tener que bajar a pelearnos por el sitio adecuado al bar de enfrente. RojaDirecta lo sabe muy bien y ha aprovechado inteligentemente el tirón de los amantes del deporte espectáculo televisado que no pueden permitirse instalar la televisión de pago para obtener su ventaja competitiva frente a la industria audiovisual tradicional. Lo que quizás no preveía el gallego Igor Seoane (creador de la misma) es que esto le traería algunos problemas, ya que desde 2005 sufre continuas acusaciones por supuestos delitos contra la propiedad intelectual.

Una vez iniciada esta “guerra” contra la plataforma la historia de sus litigios ha sido y sigue siendo larga y tediosa. De hecho, como hemos visto durante una de las clases del Máster de Gestión Empresarial del Deporte, ésta parece no terminar nunca. Pasando por empresas como Google, Audiovisual Sport e incluso por ministerios del calibre del Departamento de Justicia de EEUU se han tenido que librar numerosas batallas, algunas de ellas con más éxito que otras. Para el caso español la página se encuentra por orden judicial en cierre cautelar de todos sus dominios, castigo fácilmente burlado por la página Intergoles, la cual facilita el acceso a los enlaces de RojaDirecta. Es hora de preguntarnos pues: ¿hasta dónde va a llegar todo esto? ¿no es acaso vana la lucha entre Internet y propiedad intelectual si siguen ocurriendo cosas como ésta?.

De momento acabar con ella no parece tarea sencilla y ni ellos mismos se despiden alegando en su web que “te esperan aquí, como siempre, muy pronto”. Sin duda un guiño a que su completa abolición en España va a ser complicada.

Enlaces de interés:

http://www.rojadirecta.me/es

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/05/07/navegante/1273235425.html

http://www.20minutos.es/deportes/noticia/roja-directa-cierre-claves-2616826/0/

http://www.intergoles.com/rojadirecta/

http://www.xataka.com/streaming/rojadirecta-y-sus-lios-legales

Ciclismo… ¿le damos una oportunidad?

(Autor: Guillermo Vidal)

ciclistas durmiendo

Comenzó el año y con él la nueva temporada ciclista. Las pruebas de máxima categoría mundial ya empezaron a andar con el Tour Down Under australiano; en pocas semanas estaremos ya metidos de lleno en las clásicas de primavera, y luego el Giro de Italia, el Tour de Francia… y con ellas las retransmisiones, fundamentalmente, de la televisión pública estatal. Y a su vez, con éstas y como sucede año a año, no van a faltar en las redes sociales las reiterativas alegrías de mucha gente (¿la mayoría?) por el hecho de poder “dormir la siesta” con más facilidad. Más allá del chiste y de la parte de realidad que encierra este hecho, está claro que es un sentir bastante común que el ciclismo es aburrido, que no tiene emoción y, como tal, sólo vale para dormir la siesta.

Pero veamos que pasa en otros deportes también televisados frecuentemente, aunque que con la fama más intacta. En la Fórmula 1 no es tan raro encontrar una carrera de hora y media que acaba prácticamente como empezó en la parrilla de salida y con distancias de 10 segundos para arriba entre los favoritos. Si, de otra manera, buscamos la emoción en el fútbol la podemos encontrar, aunque es innegable que si somos aficionados a los dos principales equipos de la liga española la mayoría de las veces tarea no es fácil – me estoy refiriendo a los partidos que “acaban” en el minuto 20 y que terminan con una goleada-. Y ¿qué pasa si nos gusta el tenis, o el baloncesto? No negaremos que estos partidos pueden llegar a tener gran emoción, pero también es difícil negar que en ellos haya más tiempo de juego parado que de tiempo real de juego. Y es que el tenista seleccionando las pelotas y luego botando en ellas durante medio minuto debe desesperar a cualquiera que le guste el tenis, lo mismo que los tiempos muertos y las continuas faltas tácticas de los últimos minutos empatados del baloncesto a quién le gusta este deporte.

Ahora bien, cuando pasan estas cosas en estos deportes no parece que nos moleste en absoluto. Seguimos siendo tan afectos a ellos como siempre, seguimos emocionándonos y “retwitteando” con ellos, y por supuesto, no dormimos la siesta con ellos, ni siquiera lo insinuamos como chiste. No obstante, el ciclismo nos parece aburrido. Bueno. A ver, hablemos claro. Reconozcamos que lo que realmente sucede es que el ciclismo nos parece aburrido porque no lo entendemos. Vale, no es fácil reconocerlo, pero a fin de cuentas si, dormimos la siesta con el ciclismo porque no le damos una oportunidad, porque lo vemos durante 10 minutos, todo parece tranquilo y monótono y sólo parece haber docenas de ciclistas dando un paseo y claro, como además acostumbran a televisarlo en  verano con el calor del sofá, nos da el sueño. No sabemos qué es un sprinter, ni un clasicómano, ni un abanico, ni un gregario, ni cómo funcionan las distintas clasificaciones (empezando por la general), no entendemos cómo el mismo ciclista puede ganar 6 etapas de las 20 que tiene el Tour o la Vuelta y acabar entre los 10 últimos clasificados.

El deporte es como la música, o como el cine, o como la literatura. Si no ponemos un mínimo de esfuerzo, nos gustarán toda la vida los mismos pocos deportes. Que no es que esté mal. Pero dale una oportunidad al ciclismo, y, las próximas veces que lo televisen, aguanta el sueño. Fíjate bien en todo, escucha al narrador, observa bien las clasificaciones y aprende cómo funcionan las cosas que no entiendes. Igual descubres que tiene tanta o más emoción que los deportes que te gustan. Y de paso, igual tampoco vuelves a dormir con él.

Ciclismo… Dámoslle unha oportunidade?

Autor: Guillermo Vidal

imagesComezou o ano e con el a nova temporada ciclista. As probas de máxima categoría mundial xa botaron a andar co Tour Down Under australiano; en poucas semanas estaremos xa metidos de cheo nas clásicas de primavera, e logo o Giro de Italia, o Tour de Francia… e con elas as retransmisións, fundamentalmente, da televisión pública estatal. E á súa vez, con estas e como sucede ano a ano, non van faltar nas redes sociais as reiterativas alegrías de moita xente (a maioría?) polo feito de poderen durmir a sesta con máis facilidade. Máis alá da parte de chiste e da parte de realidade que encerra este feito, está claro que é un sentir bastante común que o ciclismo é aburrido, que non ten emoción e, como tal, só vale para durmir a sesta.

Pero vexamos que pasa noutros deportes tamén televisados frecuentemente, aínda que coa fama máis intacta. Na Fórmula 1 non é tan raro atopar unha carreira de hora e media que remata practicamente como empezou na grella de saída e con distancias de 10 segundos para arriba entre os favoritos. Se, pola contra, buscamos a emoción no fútbol podémola atopar, aínda que é innegable que se somos afeccionados ós dous principais equipos da liga española as máis das veces esa empresa non é doada -estoume referindo ós partidos que “rematan” no minuto 20 e que acaban cunha goleada-. E que sucede se nos gusta o tenis, ou o baloncesto? Non negaremos que estes partidos poden chegar a ter gran emoción, mais tamén é difícil negar que neles hai máis tempo de xogo parado que de tempo real de xogo. E é que o tenista seleccionando as bólas e logo botando nelas durante medio minuto debe desesperar a calquera que non lle guste o tenis, o mesmo que os tempos mortos e as continuas faltas tácticas dos últimos minutos empatados do baloncesto a quen non lle gusta este deporte.

Agora ben, cando suceden estas cousas nestes deportes non parece que nos moleste en absoluto. Seguimos sendo tan afectos a eles coma sempre, seguimos emocionándonos e chiando no twitter con eles, e por suposto non durmimos a sesta con eles, nin tan sequera o insinuamos como chiste. E non obstante, o ciclismo parécenos aburrido. Ben. A ver, falemos claro. Recoñezamos que o que realmente sucede é que o ciclismo nos parece aburrido porque non o entendemos. Vale, non é doado recoñecelo, pero a fin de contas si, durmimos a sesta co ciclismo porque non lle demos unha oportunidade, porque o vemos durante 10 minutos, todo parece tranquilo e monótono e só parece haber unhas ducias de ciclistas dando un paseo e claro, como ademais adoitan televisalo en verán co caloriño no sofá, dános o sono. Non sabemos o que é un sprinter, nin un clasicómano, nin un abanico, nin un gregario, nin como funcionan as distintas clasificacións (empezando pola xeral), nin entendemos como o mesmo ciclista pode ganar 6 etapas das 20 que ten o Tour ou a Vuelta e acabar entre os 10 últimos clasificados.

O deporte é coma a música, ou coma o cine, ou coma a literatura. Se non poñemos un mínimo de esforzo, gustarannos toda a vida os mesmos poucos deportes. Que non é que estea mal. Pero dálle unha oportunidade ó ciclismo e, as próximas veces que o televisen, aguanta o sono. Fíxate ben en todo, escoita o narrador, observa ben as clasificacións e aprende como funcionan as cousas que non entendes. Se cadra descobres que ten tanta ou máis emoción que os deportes que che gustan. E de paso, se cadra tamén non volves durmir con el.

Un tema recurrente: la desigualdad del fútbol español y los derechos televisivos.

En los últimos años son muchos los que opinan que la Liga española está en constante devaluación. Los últimos años, Barcelona y Real Madrid ejercen un abusivo dominio que destruye la competición. Ganan sus partidos por goleada, baten récords, tanto de puntos como de goles, mientras el resto de los equipos se limitan a disputar los partidos. A pesar de esto, en estos dos últimos años ha irrumpido la figura del At. Madrid, capaz de disputarle la Liga a estos dos colosos del fútbol español. Aún así, la Liga se considera estropeada, sin competencia y desigual.

Sobre esto, destaca el factor económico.  Durante el verano pasado, los dos gigantes del fútbol español potenciaron sus plantillas con fichajes estrella y todo presagiaba otra liga igual que la anterior, donde solo competían por el campeonato Madrid y Barcelona. Mientras, la gran mayoría de clubes perdían o mantenían a duras penas a sus estrellas.

La nueva Ley de Deporte que va a entrar en vigor en 2014, se venderán los derechos televisivos de forma colectiva, cuyo anteproyecto estará redactado a finales de verano. Esta legislación dejará atrás a la negociación que cada club realizaba individualmente desde 1996, y así lograr una mayor igualdad y un reparto más igualitario de los ingresos,  así como en el resto de las grandes ligas europeas.

Ilustración  1: como se reparten los derechos televisivos de las grandes ligas europeas.

 

repartos televisivos

 

Como se puede observar en la ilustración anterior, el reparto en cada país es diferente, en el cuál el más desigual es el español. A continuación os mostramos como los reparten en cada una de las 4 ligas anteriores.

En la Premier League el modelo de reparto es equitativo, con el objetivo de igualar y mejorar la competitividad entre los 20 clubes. Sus fondos se reparten de la siguiente manera: cada equipo recibe un porcentaje fijo del 49,2% del total, un 25,4% de las audiencias y otro 24,5% se reparte según el puesto en que finaliza la liga.

Destaca el hecho de que el Cardiff City, equipo descendido, cobre 15M más que el 3º de la liga española.

En la Liga BBVA, el reparto de los derechos televisivos se hace de manera individual, lo cual favorece a los 2 grandes equipos y provoca que estos cobren el triple que el Valencia y hasta 8 veces más que el Almería.

La Serie A reparte el 40% de sus fondos entre los 20 clubes, el 25% se reparte en función de la asistencia al estadio de cada equipo, un 5% se reserva al número de habitantes de cada ciudad y el resto en función de criterios deportivos.

La Bundesliga realiza un reparto similar al modelo inglés con lo que se consigue la posibilidad de que los equipos más pequeños hagan frente a los grandes.

Tal y como el presidente del Sevilla, José Mª del Nido dijo  en Radio Nacional de España (RNE): “Nuestra liga no es la mayor mierda de Europa, sino del mundo. Es una liga tercermundista en la que dos clubes sustraen el dinero de la televisión de los demás que competimos“.

Si este reparto continúa siendo el prevaleciente en la Liga española terminarán por desaparecer aún más equipos humildes y continuará perdiendo el atractivo que antaño tenía, optando varios equipos a ser campeón, y no como ahora, que 17 equipos se disputan permanecer en la máxima categoría, subsistir o simplemente, participar.

Referencias:

  • Los números no engañan: la Liga tiene el peor reparto de derechos televisivos. http://bit.ly/Xaj55A

Autor: David Cid Barato