NUEVO CONVENIO NBA

Autor: Iago Presas (MBA Deporte Universidade de Vigo)

Los convenios de la NBA a lo largo de su historia han dejado curiosas historias llegando incluso a parones de hasta 5 meses en la competición (año 2011). Dicho convenio entrará en vigor el próximo 1 de Julio y estará en vigor durante siete temporadas (2023-24).

Resumiendo un poco, el acuerdo para que se revisase el antiguo convenio llego un día antes de que acabara el plazo. Uno de los puntos más importantes de este acuerdo es que los ingresos de la televisión, van a pasar de 4.000 a 8.000 millones, que la temporada empezará más pronto pero la pretemporada se acortará y no habrá tantos partidos consecutivos (4 en 5 noches). Este aumento provocará una subida de los salarios fijos de los deportistas.

Los jugadores van mantener entre el 49 y 51% de los ingresos relacionados con el baloncesto. A partir de ahora los clubes podrán ofrecer contrato a jugadores que superen los 36 años llegando a los 38 con el nuevo acuerdo.

Teniendo en cuenta todo esto, y sabiendo lo diferente que es el deporte en EEUU de aquí en Europa, personalmente se me plantea una primera pregunta: ¿Cobrarán más los agentes o representantes?

Como hemos visto en las dos sesiones de contratación de trabajadores, hay unos limites para las ganancias de los representantes y sobre todo las leyes que hay y que regulan estas acciones deportivas.

Observando casos reales como el convenio de la Liga Profesional de Futbol está claro que aquí la filosofía es totalmente diferente, apostando por la obtención de resultados deportivos, sin embargo allí ya sabemos que sólo buscan los beneficios. Sin embargo, al hablar de los representantes no creo que haya mucha diferencia en cuanto a una idea clave, si se van a multiplicar por dos los ingresos televisivos, estos cobraran más. Si hay más dinero en el mercado, todas las partes se ven beneficiadas.

Ahora los equipos cuando un jugador se quiera ir podrán ofrecerle un contrato con más dinero, lo cual hará que los clubs mantengan a sus estrellas. Esto ayudara a que la competición tenga más interés de cara al aficionado porque cada equipo tendrá estrellas y no todas se irán al mismo equipo.

Personalmente opino que esto todo tiene su origen en el fichaje de Kevin Durant por los Warriors, dónde se dieron cuenta de que si no modificaban el actual convenio seguiría pasando lo mismo.

Más beneficios que aportará el nuevo CBA es que las plantillas van ver aumentado su número de jugadores, pasando de 15 a 17. Y una de las cosas que más pedían los jugadores, reducir el back to backs (partidos consecutivos): con el nuevo convenio se acortará la pretemporada y se permitirá reducir el número de duelos en noches consecutivas. A mayores también está planteado eliminar el cuatro en cinco: cuatro partidos en cinco días.

BIBLIOGRAFÍA:

Estrellas en la ruina: el lado oscuro de la economía del deporte en EEUU

Autor: Pablo López (MBA Deporte Universidade de Vigo)

En el mundo de las grandes ligas profesionales, un concepto en particular destaca más en unos lugares que otros, la quiebra, un término bastante familiar en EEUU para los jugadores retirados de sus grandes campeonatos.

Para aimagen_bankruptcy.pngdentrarse en este tema es necesario destacar lo publicado por Torre (2009) en Sports Ilustrated, en cuyo artículo resalta que el 78% de los jugadores de la NFL entran en quiebra o se suicidan en los 3 siguientes años a retirarse y se estima que el 60% de los jugadores de la NBA van a la quiebra en los siguientes 5 años después de retirarse profesionalmente. Originalmente, esta última afirmación fue revelada por un representante de la NBA Players Association en 2008 en la revista Fortune.

Para poder entender mejor esta situación particular por la que atraviesan numerosos deportistas, es necesario conocer un aspecto fundamental, y no es otro que la realidad de que la vida profesional de un deportista es relativamente corta. De hecho, Badenhausen (2015) resalta que en la vida de un deportista profesional existe un periodo de ganancias altas, pero en un periodo mucho más corto que en cualquier otra profesión. La media de la vida profesional en EEUU para el baloncesto, el fútbol americano y el béisbol es de tan solo 4,5 años, 3,2 años y menos de 5 años, respectivamente. Esto último claro está, se refiere al momento en el que el jugador accede a las grandes ligas, y si bien es conocido que los grandes jugadores de la NBA pueden alargar su vida profesional hasta 10 años, la realidad es que un gran porcentaje lo abandona mucho antes.

En el documental “Broke” de ESPN se relata como los jugadores tienen que empezar de cero en numerosas ocasiones durante su vida profesional. Con empezar de cero se refiere a cada vez que un equipo de otra ciudad compra jugadores. Estos deportistas tienen que pagar grandes porcentajes a sus agentes, abogados y asesores financieros que no siempre buscan el mejor interés para los jugadores, si no para ellos mismos. Además, tienen que enfrentarse al “jock tax” que es un tipo de impuesto especial que tienen que pagar los jugadores en cada estado donde jueguen un partido. La peor parte se la llevan los jugadores de béisbol, ya que están sujetos a altos tipos impositivos tanto a nivel federal, estatal como local. Para hacernos una idea, si un jugador juega fuera de casa en 20 estados diferentes, este va a tener que pagar impuestos en cada estado, lo que hace que el jugador llegue a sobrepasar una tasa de más del 50% en impuestos.

Según Badenhausen (2015) los sueldos medios en las grandes ligas de EEUU durante la temporada 2013-2014 fueron de 4.9, 3.82, 2.58 y 2 millones de dólares para la NBA, MLB, NHL y NFL respectivamente.  Por otro lado, el salario mínimo osciló entre 420.000 dólares y 550.000 en el 2014 dependiendo de la liga. Adicionalmente, también resulta de interés conocer los mejores salarios que existen en la actualidad. Para ello se ha recopilado los 5 jugadores mejor pagados de cada liga (NBA, MLB, NFL, NHL) para posteriormente hacer un ranking global, visualizando así, la realidad de los salarios que cobran las grandes estrellas en EEUU. Dicha clasificación aparece reflejada en la siguiente tabla.tabla_contituloyfuente

Una vez se ha contextualizado el tema a tratar, resulta de especial interés destacar que jugadores tan importantes de la NBA, como Allen Iverson que ganó más de 160 millones de dólares, o Antoine Walker con unas ganancias de más 110 millones de dólares en su vida profesional, ambos acabaron en la ruina (Fisher, 2015).

¿Cómo es posible que exista un alto porcentaje de jugadores que van a la quiebra?

A continuación, se resumen los principales motivos recogidos por Torre (2009) en Sports Ilustrated y los expuestos en el documental Broke (Corben, 2012):

  • Falta de asesoramiento o de planificación financiera: muchos deportistas desconocen totalmente el mundo de las finanzas, conceptos como la inversión, los impuestos o el ahorro son totalmente desconocidos para la mayoría de los atletas.
  • La cultura americana: algunos deportistas se sienten obligados a proporcionar apoyo financiero a la familia, amigos e incluso conocidos. El problema llega cuando termina la carrera del deportista y se acaban los ingresos. Las hipotecas, los terrenos sin valor, las malas inversiones, y sobre todo el “temido divorcio” (bienes gananciales) junto con las pensiones alimenticias hacen que el deportista pierda drásticamente todo su dinero.
  • La falta de conciencia de la rapidez con que una carrera puede terminar: el deportista se olvida de que los actuales ingresos no van a durar eternamente, y que su carrera profesional se puede acabar por una lesión o pérdida del rendimiento en el juego.

En definitiva, se trata de un problema que se ha enraizado en el deporte estadounidense, en donde las estrellas con grandes salarios acabarán puntualmente arruinadas según la estadística.

A modo de crítica, se podría decir también que es un problema base, donde las universidades deberían sentir algo de responsabilidad y educar a sus jugadores en aspectos financieros, ya que gracias a ellos ganan grandes cantidades de dinero. Enseñarles que no solo existe la acumulación de dinero, sino que también es importante la transición y sobre todo la jubilación.

Actualmente las ligas y las asociaciones de jugadores intentan mentalizar a los deportistas de este problema. Ahora corresponde al deportista seguir estas recomendaciones.

Referencias

Badenhausen, K. (2015).  Average MLB Player Salary Nearly Double NFL’s, But Still Trails NBA’s. FORBES. Recuperado de: http://www.forbes.com/sites/kurtbadenhausen/2015/01/23/average-mlb-salary-nearly-double-nfls-but-trails-nba-players/#473788cb269e

Corben, B. (Director, productor), Cypkin, D. (productor) & Spellman, C. (productor). (2012). BROKE [Pelicula]. EEUU.: ESPN Films 30 for 30

ESPN (2016). NBA Player Salaries. ESPN. Recuperado de http://www.espn.com/nba/salaries

Fisher, B. (2015). 15 NBA Stars Who Went Broke. THERICHEST. Recuperado de: http://www.therichest.com/sports/basketball-sports/15-nba-stars-who-went-broke/

SPOTRAC (2016). Rankings. SPOTRAC. Recuperado de www.spotrac.com

Torre, S. P. (2009). How (and Why) Athletes Go Broke. Sports Ilustrated. Recuperado de:  http://www.si.com/vault/2009/03/23/105789480/how-and-why-athletes-go-broke