Naming Right, una opción a considerar.

Autor: Roberto Reboredo

Stadium-FrontRender-JPEG-003Durante el recién finalizado verano, el interés del R.C. Deportivo de la Coruña en obtener un mayor rendimiento de su explotación comercial a través de la patrocinio del estadio de Riazor, el llamado “naming right” suscitó repercusión mediática

Dada la situación económica todo paso dado en la búsqueda del mayor número de fuentes de ingresos posibles debe ser tenido en cuenta por sus dirigentes. Sin embargo conviene tener en cuenta una serie de aspectos a la hora de analizar esta situación. A modo de ilustración, nos vamos a fijar en el ejemplo del R.C.D. Espanyol y el “Power 8 Stadium”.

Respaldo de la masa social del club.

El nombre de un estadio es un elemento enraizado en la cultura y la mente de los aficionados. Sustituir un nombre histórico, con solera y fuertemente vinculado al club por el nombre de una marca comercial puede suponer un choque frontal con los valores de una afición. En este sentido puede ser más complicado de asimilar para aficiones con un estadio tan emblemático como San Mamés, Sánchez Pizjuán, Riazor, etc. El R.C.D. Espanyol jugó con la ventaja de bautizar un estadio de nueva construcción sin un nombre vinculado a la historia del club ni arraigo entre la afición (Cornellá – El Prat).

Algunas encuestas mostraron cómo la mayoría de la afición del Deportivo se mostraba a favor de que el estadio de Riazor pudiera ser apadrinado por un patrocinador a cambio de un destacable ingreso económico, como sucede con otros estadios nacionales o internacionales.

Imagen y repercusión nacional e internacional del club.

A día de hoy el Deportivo aún conserva parte del prestigio y notoriedad que le dieron los años del Súper Dépor y las temporadas de Champions y títulos. Este es un factor que le puede permitir jugar con ventaja respecto a muchos equipos de la liga, siempre que consiga estabilizarse en Primera División y dar un salto cualitativo respecto las últimas temporadas. Esto debe ser una baza a favor a la hora de negociar acuerdos con posibles patrocinadores.

Dimensión económica del acuerdo.

Un acuerdo de esta magnitud debe proporcionar importantes ingresos que permitan aliviar la situación económica del club. Se ha publicado el objetivo de obtener unos ingresos anuales de, al menos, millón y medio de euros por temporada. Sin duda no es una cifra despreciable. Comparándolo con el caso del conjunto catalán se pueden considerar objetivos prudentes y realistas (hasta moderados), aunque siempre se debe aspirar a la mayor cifra posible. Hace poco más de un año el Espanyol presentaba su acuerdo con “Power 8” por 5,5 millones de € (hay que tener en cuenta que este acuerdo incluye otros elementos de patrocinio, como la camiseta oficial).

Dimensión temporal.

La cesión del “naming right” suele ser de larga duración. Remitiéndonos al caso perico, se firmó una duración del contrato de patrocinio con “Power 8” por siete temporadas. Por esta razón es conveniente valorar detenidamente el cierre de un acuerdo de estas características. La urgencia o la necesidad de conseguir lograr un patrocinador no deben, en la medida de lo posible, condicionar la decisión definitiva. Es preferible  conseguir un acuerdo más ventajoso  dentro de varios meses o un año que conseguir uno en peores condiciones firmado de forma apresurada y prematura. El momento (deportivo, social, etc.) de la negociación también puede ser un condicionante importante. Si un club logra hacer una campaña destacada tendrá más posibilidades de conseguir un buen acuerdo en términos económicos.

El propio patrocinador.

Antes de firmar un acuerdo de estas características es fundamental conocer la trayectoria, la solvencia y la capacidad de la empresa patrocinadora. En este punto mejor que en ningún otro debe valer como ejemplo el caso del Espanyol. Firmó un contrato con una empresa proveedora de tecnología para apuestas deportivas desconocida para la sociedad que, según se ha publicado en algunos medios, ha terminado siendo una empresa cuasi-fantasma acusada de estar vinculada a una estafa piramidal. El Espanyol confió su estabilidad económica de futuro a una desconocida empresa sin una trayectoria previa de mínimas garantías a cambio de una promesa de importantes ingresos. Según las mismas informaciones el club espanyolista ya se ha visto afectado por impagos y busca la manera de rescindir cuanto antes el acuerdo para poder firmar un nuevo patrocinio de la camiseta y, si es posible, del estadio. Es importante antes de asociar el nombre de una marca a un estadio tener claro que la empresa no sólo sea solvente, sino que su imagen no pueda dañar y perjudicar la imagen o la situación de un club en el futuro.

Situación contractual del estadio.

A la hora de gestionar esta herramienta es necesario tener en cuenta la situación del club respecto de la propiedad del estadio. Un club propietario del estadio tendrá menos limitaciones a la hora de implementar esta medida que uno que tenga cedido el derecho de uso de la instalación por parte de una corporación local o autonómica. En este caso habría que tener en cuenta lo establecido en el contrato o convenio de cesión de las instalaciones, aunque esta situación no debería suponer una barrera insalvable para los clubes.

En el caso concreto del Deportivo tiene un convenio firmado con el ayuntamiento de la ciudad (y expuesto en la página web del club) en el cual se incluye el siguiente artículo:

“Las instalaciones objeto de este Convenio mantendrán el nombre de “Estadio Municipal de Riazor”, siendo competente para la modificación del mismo única y exclusivamente el Excmo. Ayuntamiento de La Coruña.”

Por tanto la opción de explotar el “naming right” de Riazor pasa por la modificación del actual convenio permitiendo al Deportivo modificar el nombre del estadio o conseguir una autorización expresa del Ayuntamiento para la cesión del nombre del estadio a un patrocinador.

Anuncios

Nuevas fórmulas en el mercado fichajes: cesiones con opción de compra obligatoria

Autor: Roberto Reboredo

El  cerco en torno al control económico sobre los clubes de fútbol es cada vez más estricto y profundo. Por citar algunos ejemplos: el Fair Play Financiero de la UEFA  y el Comité de Control Económico de la LFP. Por ello los equipos buscan mecanismos que les permitan aprovechar resquicios en estas limitaciones a las que se ven sometidos.

La limitación del gasto en plantilla es una de las restricciones más importantes y cuestión vital a la hora de gestionar una temporada. En este apartado hay que incluir tanto el gasto derivado de las retribuciones de los jugadores como la amortización de la adquisición de los derechos de los mismos (compras y ventas de jugadores).

Para minimizar, al menos a corto plazo, el efecto de esta limitación al gasto en plantilla ha surgido y ganado protagonismo en los últimos mercados de traspasos la fórmula de la cesión con opción de compra obligatoria.

A través de esta fórmula dos clubes que acuerden el traspaso de un futbolista por una cantidad determinada pueden intervenir sobre el importe da la venta que han de repercutir a sus cuentas esa temporada. Como ejemplo, un equipo adquiere un jugador por 50 MM de euros por un período de cinco temporadas cada una de las temporadas está obligado a amortizar (y por tanto incluir en su límite de gasto en plantilla) 10 MM de €.  Si estos mismos clubes acuerdan una cesión por una temporada con un coste de 5 MM de € más una opción de compra obligatoria al final de la temporada por 45 MM de € el importe de la operación es el mismo, pero el club comprador incluirá únicamente 5 MM de € en el gasto dedicado a la plantilla esa temporada y repercutirá los restantes 45 MM de € en las cuatro siguientes.

De esta manera un club que tenga un margen reducido para fichar jugadores puede adquirir de manera inmediata jugadores que mediante traspaso convencional no podría sin infringir las normas del gasto dedicado a plantilla deportiva. No obstante lo hace a costa de perjudicar el gasto dedicado a plantilla de las próximas temporadas. Por ello es necesario valorar en convenientemente la idoneidad de esta opción y sólo es recomendable utilizar esta fórmula en situaciones en las que el club tenga garantía de que las siguientes temporadas va a tener un mayor margen de maniobra sobre el gasto en plantilla: liberación de elevadas masas salariales, aumento de la proyección de ingresos, liquidación de pagos de deudas anuales, etc.

Un caso especial es el del Valencia CF. Para mejorar su plantilla el verano pasado y tener más posibilidades de alcanzar la Champions League realizó importantes adquisiciones que ponían en riesgo el cumplimiento de la limitación del gasto en plantilla. Por ello realizaron diferentes operaciones a través de Meriton Holdings (propiedad de Peter Lim) o de cesiones con opción de compra obligatoria, como por ejemplo con Negredo o Yoel.  Fruto de estas operaciones el club ya sobrepasa el límite del gasto dedicado a plantilla para esta nueva temporada sin haber apenas reforzado el equipo (un jugador por el momento) y teniendo ya en cuenta los ingresos previsibles por la clasificación a la Champions League de manera definitiva. Por ello está obligado a realizar importantes ventas antes de poder plantearse nuevos fichajes.

Especialmente significativo es el caso de Negredo, jugador por el que se ven obligados a desembolsar en torno a 30 MM de € sin haber dado el rendimiento esperado, teniendo pocas opciones de formar parte de la plantilla para esta temporada y con escasas posibilidades de recuperar al menos la inversión realizada.

DERECHOS FEDERATIVOS Y DERECHOS ECONÓMICOS

Autor: Carlos Cao Castro (SETrg)

fed ecoCon la llegada de los fondos de inversión al mundo del fútbol, se han puesto de moda los términos “derechos federativos” y “derechos económicos”. Ambos hacen referencia al contrato de trabajo que une a un jugador con el club de fútbol al que pertenece. Sin embargo, difieren mucho en sus características. La principal diferencia afecta a la titularidad de su propiedad, ya que mientras los derechos federativos pertenecen 100% al club y no pueden ser cedidos ni comercializados como asegura Álvaro Gil Baquero, los derechos económicos pueden ser compartidos por varios agentes o fondos de inversión. No obstante, explicaré brevemente las características más importantes de cada uno de ellos.

Como bien dice Luis Cazorla, los derechos federativos, tienen su origen en el momento en el que el futbolista se registra en la Federación Nacional perteneciente a cada país. Será desde entonces cuando el jugador pueda representar a su club en todas las competiciones.  Una vez el contrato con este jugador se termine y no fiche por ningún otro equipo, el derecho federativo se mantendrá “apagado” hasta que concrete un futuro traspaso. Será en este momento cuando reciba de nuevo la licencia deportiva que le permita competir legalmente.

Por otro lado, los derechos económicos son aquellos que hacen referencia al valor económico que puede representar un futbolista. Como ya dije al inicio de este artículo, pueden ser compartidos con otro agente, con otro club o que incluso sea propiedad al 100% de un fondo de inversión. Esto es posible ya que su característica principal es su capacidad de divisibilidad, lo que conlleva que muchos inversores se hagan con parte de los mismos con el objetivo de obtener un cierto beneficio con un futuro traspaso del jugador. Es aquí cuando surge la gran polémica que rodea las terceras partes involucradas en la relación laboral entre club y jugador, ya que un mismo inversor puede tener a sus espaldas varios futbolistas en diferentes equipos que se encuentren en una misma competición. Es por ello que la integridad de la misma puede verse afectada y la calidad de la misma puede estar en entredicho.

Por lo tanto, derechos federativos y económicos están unidos entre sí únicamente en lo que respecta a la relación laboral entre un club y un jugador. Los primeros nacen al inscribirse los jugadores en la Federación y los segundos lo hacen en el momento en el que se produce el traspaso.

BIBLIOGRAFÍA

http://luiscazorla.com/2013/10/fondos-de-inversion-y-futbol-profesional-i-derechos-federativos-y-derechos-economicos-sobre-un-futbolista/

http://www.iusport.es/php2/index.php?option=com_content&task=view&id=2632&Itemid=33

http://www.iusport.es/php2/index.php?option=com_content&task=view&id=2571&Itemid=29

http://www.iusport.es/php2/index.php?option=com_content&task=view&id=1123&Itemid=33

FONDOS DE INVERSIÓN EN EL FÚTBOL: ¿BENEFICIOSOS O PERJUDICIALES?

Autor: Carlos Cao Castro (SETrg)

timthumbLos fondos de inversión están a la orden del día en el mundo del fútbol. Son sociedades cuyo objetivo reside en financiar la incorporación de jugadores. Tiempo después, estas entidades reciben una cantidad monetaria en función de los rendimientos económicos que produce una futura venta de un jugador. Esta práctica es muy común en países como Brasil, Argentina, Portugal y más recientemente en España. Los fondos de inversión se hacen con los derechos económicos de jugadores que se encuentran en los inicios de su carrera deportiva, para luego cederlos año tras año a diferentes equipos con un claro objetivo: la revalorización de los jugadores para así ganar dinero con los traspasos.

Esta práctica, a pesar de ser muy utilizada, tiene muchos detractores. Uno de ellos es la FIFA, la cual ve muchos inconvenientes en ella. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Asegura que interfiere en los derechos contractuales de una y otra parte. No se producen incentivos sin la finalización de la transferencia y el contrato.
  • Los jugadores se sienten presionados para salir de un club o fichar por otro. La decisión que pueda tomar el jugador no se tiene en cuenta, ya que el único objetivo es la venta del mismo al mejor postor y así obtener la máxima rentabilidad.
  • Se ve definida como una esclavitud para los jugadores, cuando lo que debería de primar es la libertad de decisión por parte de cada uno. El jugador se limita a obedecer las decisiones del fondo de inversión al que pertenece.
  • Hay un único y claro beneficiado con toda esta actividad, la tercera parte involucrada. Esto se considera un abuso. Económicamente hablando, el resto de componentes como es el caso del equipo que disfruta de los servicios del jugador, tan solo se limita a pagar la ficha del futbolista sin recibir recompensación futura.
  • Ser dueño de varios jugadores de equipos diferentes de una misma competición, atenta contra la integridad de la misma. Esto puede desvirtuar una competición al haber intereses de por medio.

Sin embargo, Luis Villas-Boas Pires, de LawInSport.com, señala algunas razones por las cuales muchos equipos se ven beneficiados gracias a los fondos de inversión.

  • Los equipos pequeños, con una menor liquidez en principio, pueden acceder al fichaje de jugadores que antes veían como imposibles.
  • Ligas de menor importancia, podrán mejorar sus plantillas. De esta forma, cuando participen en competiciones europeas, serán capaces de competir a un mejor nivel.
  • Es una fuente de ingresos alternativa. Se aporta dinero para hacerse con los servicios de un jugador y así en un futuro obtener un beneficio.
  • Gracias a los fondos de inversión un jugador puede tener más oportunidades en el mundo del futbol. Antes, al ser propiedad de un equipo, este podría decidir si dar o no minutos a sus jugadores.

Con todo este panorama, hay quienes abogan por una regulación de los fondos de inversión, tras la negativa de la FIFA y posterior prohibición de la titularidad de los derechos económicos por parte de terceros. De esta forma, con unas nuevas reglas y limitaciones se podrían evitar los abusos anteriormente mencionados.

REFERENCIAS:

(Marzo 2014), FIFPro: Worldwide third party ownership ban http://www.lawinsport.com/sports-law-news/item/fifpro-worldwide-third-party-ownership-ban?highlight=WyJ0aGlyZCIsIid0aGlyZCIsInBhcnR5IiwicGFydHkncyIsInBhcnR5JyIsInBhcnR5JywiLCIncGFydHknIiwib3duZXJzaGlwIiwiJ293bmVyc2hpcCciLCJ0aGlyZCBwYXJ0eSIsInRoaXJkIHBhcnR5IG93bmVyc2hpcCIsInBhcnR5IG93bmVyc2hpcCJd. [Accedido el 19 de marzo de 2015]

Luís Villas-Boas Pires (2013). Third party ownership – to ban or not to ban? http://www.lawinsport.com/articles/regulation-a-governance/item/third-party-ownership-to-ban-or-not-to-ban?highlight=WyJ0aGlyZCIsIid0aGlyZCIsInBhcnR5IiwicGFydHkncyIsInBhcnR5JyIsInBhcnR5JywiLCIncGFydHknIiwib3duZXJzaGlwIiwiJ293bmVyc2hpcCciLCJ0aGlyZCBwYXJ0eSIsInRoaXJkIHBhcnR5IG93bmVyc2hpcCIsInBhcnR5IG93bmVyc2hpcCJd.  [Accedido el 19 de marzo de 2015]

CAMBIO INEXPLICABLE EN EL FÚTBOL BRASILEÑO

Autor: Thadeu Gasparetto (SETrg)

En la temporada 2003 el fútbol brasileño empezó a adaptarse al europeo. Aunque el calendario deportivo no haya mudado – por allí la temporada empieza en enero y finaliza en diciembre –, el principal torneo de fútbol en Brasil cambiaba su formato.

Entre los años 1959 y 2002 el Campeonato Brasileiro tuvo distintos modelos competitivos. Sin embargo, una característica peculiar diferenciaba la “Liga Brasileña” de las más importantes del mundo: se decidía el torneo en Playoffs.

Ha habido de todo tipo de formatos desde campeonatos regionalizados, divididos en grupos, una liga con 96 clubes (1979) y hasta un torneo donde un equipo que había jugado la segunda división terminó en el segundo puesto de la Serie A en la misma temporada (2000).

No obstante, a punto de completar la decimotercera temporada consecutiva bajo el formato de liga (2015), el Campeonato Brasileiro puede que cambie una vez más. La semana pasada, el presidente de la Confederação Brasileira de Futebol (CBF) ha anunciado la posibilidad de modificar el formato competitivo de la Liga si así lo deciden los equipos de fútbol en Brasil. Ahí radica el problema. Los periódicos brasileños han buscado informaciones sobre la opinión de los directivos de los clubes de fútbol y la mayoría estaría interesada en volver a los Playoffs.

Como durante gran parte de la historia del Campeonato Brasileiro se ha competido con ese formato, culturalmente es comprensible que los directivos creen que volver al modelo anterior pueda ser interesante. Sin embargo, al basarse en la economía del deporte y mirar los datos antes y después del cambio de modelo, se percibe que no sería una buena alternativa volver a tener playoffs en el principal torneo nacional.

LA PRIMERA JUSTIFICACIÓN PARA EL CAMBIO DE MODELO SERÍA QUE EN LOS PLAYOFFS EL TORNEO ES MÁS EQUILIBRADO.

En un artículo publicado en 2010, Drummond, Araújo Jr. y Shikida analizaron el Balance Competitivo del Campeonato Brasileiro entre las temporadas 1971-2009. En su estudio, usaron los siguientes índices: Top 4, C4, Gini y Herfindal (métodos tradicionales en la literatura económica del deporte). Además de investigar la competitividad de la Liga Brasileña durante ese período, uno de los objetivos del trabajo ha sido observar el comportamiento del Balance Competitivo antes y después del cambio de modelo (de playoffs para liga). Como resultado de la investigación, se ha evidenciado la mejora de la competitividad en el Campeonato Brasileiro después del cambio de formato (2003-2009).

HAN DICHO TAMBIÉN QUE LA AFICIÓN PREFIERE ESE TIPO DE TORNEO.

Desde 2003 se ha jugado por doce veces el Campeonato Brasileiro. Así, se ha analizado la asistencia media de veinticuatro temporadas – doce antes y doce en el nuevo modelo competitivo. Se evidencia que entre los años 1990-2002 la asistencia media ha sido de 12.481 y entre las temporadas 2003-2014 ha sido de 14.211. Aunque la diferencia haya sido pequeña, no se comprueba el mayor interés del aficionado en el modelo de playoffs.

¿POR QUÉ UN TORNEO PLAYOFF MÁS?

Si el Campeonato Brasileiro fuera el único torneo de los equipos brasileños, podría ser aceptable el cambio del formato por cuestiones históricas. Sin embargo, los clubes brasileños disputan otros tres tipos campeonatos a cada temporada: Estaduais, Internacionales (Libertadores da América y Copa Sulamericana) y la Copa do Brasil. Todos los tres poseen fases finales eliminatorias, por lo tanto no hace falta un torneo playoff más en la temporada brasileña.

OTRAS DESVENTAJAS DEL TORNEO PLAYOFF

Volver al formato anterior también podría afectar negativamente los ingresos de los equipos. Por parte de los directivos de los clubes brasileños se imagina que aumentará la demanda de entradas en los partidos playoffs. Así se aumentaría el precio de cada entrada, generando mayores beneficios. Sin embargo, se han olvidado que más de la mitad de los clubes quedan fuera de los playoffs cada temporada y por lo tanto su probabilidad de mayores ingresos disminuye. Conjuntamente, se nota que en 2002 (última bajo el modelo eliminatorio) los equipos han jugado 25 partidos en la temporada regular. Además, el equipo campeón jugó un total de 31 partidos. En el formato de Liga actual de Brasil (20 equipos), cada club participa de 38 partidos. De ese modo, un torneo Playoff disminuiría todavía más las oportunidades de generar ingresos de taquillas para todos los equipos.

La disminución del número de partidos también podrá generar otro perjuicio. Al jugar menos veces, será menor la exposición de los patrocinadores de los equipos, echo que podría afectar negativamente los ingresos de los clubes por esa fuente.

Como un problema más, para los equipos que no alcanzaren los playoffs sus competiciones terminarían uno o dos meses antes del final de la temporada. Así, se estarían pagando los sueldos a los jugadores sin disputar ninguna competición.

EL PROBLEMA ESTÁ EN TODO EL MERCADO, NO EL MODELO COMPETITIVO DEL CAMPEONATO BRASILEIRO.

No será el cambio de Liga para Playoffs lo que perfeccionará el fútbol interno brasileño. Aunque haya clubes tradicionales, aficiones numerosas y nuevos estadios, el mercado del fútbol tendrá de mejorar como un todo. Es ilógico que los equipos tengan partidos de Copa y Liga en fechas FIFA, lo que resulta jugar sin sus mejores jugadores – hecho que ocurre en Brasil. Es incoherente que los clubes jueguen partidos de fútbol con el césped lleno de agujeros, incluso en estadios  construidos para el Mundial 2014. Es inadmisible la violencia que ocurre a cada fin de semana en Brasil. Todo eso se suma al creciente desequilibrio financiero en el fútbol brasileño a través del mal reparto de las cuotas de TV. Probablemente solucionar los problemas internos ayudarían más a perfeccionar el mercado brasileño de fútbol que un cambio de modelo competitivo que ya se demostró ineficaz en el pasado.

REFERENCIAS:

Drummond, L; Araújo, A. F.; Shikida, C. D. (2010). Campeonato Brasileiro de Futebol e Balanço Competitivo: uma análise do período 1971-2009. Revista Brasileira de Futebol, 3(2), 73-87.

http://futdados.com/campeonatos-brasileiros-medias-de-publico/

http://www1.folha.uol.com.br/esporte/2015/03/1598319-maioria-dos-clubes-da-serie-a-defendem-retorno-do-mata-mata.shtml

http://blogs.lancenet.com.br/emcimadolance/del-nero-mata-mata-pontos-corridos/

EL PANORAMA DE LOS AGENTES EN EL FÚTBOL

 Autor: Carlos Cao Castro

Los fondos de inversión son entidades cuyo objetivo principal reside en la revalorización de los jugadores para así ganar dinero con los traspasos. Todo este procedimiento tiene lugar gracias a la figura de un agente deportivo. Un agente, es una persona o empresa que negocia los contratos en nombre de un futbolista y le ayuda a mejorar su imagen comercial. Para poder conseguir este título hacen falta una serie de requisitos que han sido impuestos por la FIFA:

  • Prueba escrita en la Federación Nacional del país de residencia.
  • Demostrar la capacidad económica exigida (10.000 francos).

No obstante, si existe relación familiar entre ellos, también podrían ser agentes de un jugador su padre, hermano y esposa del futbolista en cuestión. Además, puede ejercer como tal un abogado autorizado legalmente para el ejercicio del Derecho.

Tabla 1

Elaboración propia a partir de los datos de http://www.fifa.com

Este gráfico recoge los 30 países con mayor número de agentes en el mundo. Como podemos observar,  el país en el que existe un número de agentes más alto es Italia, con un total de 1063. El segundo es España con 572 y en tercera posición aparece Inglaterra con 557. La cifra total de agentes en el mundo asciende a 4892. Mientras que el número de agencias de representación se eleva a 2715.

A continuación podemos hacer una clasificación de las agencias de representación en función del número de jugadores representados, valor de mercado total y valor de mercado medio.

 

 

tabla 1cao.jpg

Elaboración propia a partir de http://www.transfermarkt.es

Si atendemos al número de jugadores por agencias, destaca Europe Sports Group con 717 futbolistas representados. Enzo Perez, Jose Sosa o Diego Ribas son algunos de los jugadores que forman parte de esta agencia.

tabla 2cao.jpg

Elaboración propia a partir de http://www.transfermarkt.es

Si nos centramos en el valor de mercado total que ocupan, merecen gran atención dos grandes agencias. Mondial Sport Management & Consulting Sarl y Gestifute. La primera cuenta a sus espaldas con Edison Cavani, Coutinho, Fernando Llorente o Rafael Varane. Mientras que la segunda es la agencia del tan prestigioso Jorge Mendes, la cual cuenta con muchos jugadores de renombre como son los siguientes:

 

ilustración cao

 

Fuente: http://www.transfermarkt.es

Finalmente, fijándonos en el valor de mercado medio, la agencia que posee las cifras más elevadas es la de Pere Guardiola.

tabla 3cao.jpg

 

Elaboración propia a partir de http://www.transfermarkt.es

Esta agencia representa a tan solo dos jugadores como son Luis Suarez y Thiago Alcantara. Además, asesora a Pep Guardiola.

Por lo tanto, como podemos observar en este artículo, las agencias de representación tienen mucha importancia en el mundo del fútbol. Con la prohibición de la titularidad de los derechos de los jugadores por parte de la FIFA, veremos cómo se ve afectada su actividad en los próximos años.

 

BIBLIOGRAFÍA

http://www.fifa.com/aboutfifa/organisation/footballgovernance/playeragents/list.html

http://www.transfermarkt.es/

http://www.sportsandhealth.com.pa/index.php?option=com_content&view=article&id=1623:los-agentes-deportivos1219&catid=53&Itemid=77

http://es.fifa.com/mm/document/affederation/administration/51/55/18/playersagents_es_32514.pdf

 

 

 

 

LA FINANCIACIÓN ALTERNATIVA EN EL FÚTBOL: TITULIZACIONES Y CRÉDITOS COMERCIALES

Autor: Carlos Cao Castro

Desde hace unos años, y más concretamente desde el inicio de la crisis económica, el mundo del fútbol ha tenido que recurrir a nuevas fuentes de financiación para poder llevar a cabo muchas de sus actividades. La fuente de financiación más utilizada hasta ese momento había sido el préstamo bancario. Sin embargo, el problema surgía cuando muchos equipos no eran capaces de devolver la cantidad prestada llegando a unos niveles de deuda muy elevados. Consecuentemente, la mayoría de estos equipos han descendido de categoría al ser inviable el pago de las nóminas a sus jugadores, llegando incluso muchos de ellos a desaparecer.

Por ello, desde hace unos años aparece una nueva forma de financiación para los equipos denominada “titulizaciones”. Gracias a ellas se puede cobrar por adelantado los ingresos esperados por un club durante un año a través de una emisión de bonos. Las fuentes de ingresos de un equipo suelen proceder principalmente de los derechos que tienen sobre las apuestas del Estado, el dinero recaudado en cada partido, los abonos anuales de los socios, los derechos de retransmisión por televisión o radio, publicidad en general y la venta de todos los productos de merchandising. Con todo el dinero que consiguen a través de las titulizaciones, los equipos se financian para poder llevar a cabo la construcción de estadios u otras infraestructuras. No obstante, muchas de estas titulizaciones han fracasado ya que el dinero era destinado para el pago de salarios o fichajes deportivos en lugar de reservarlo a lo pactado inicialmente. Así, los equipos volvían al origen del problema, incapaces de hacer frente a los altos salarios. Seguidamente, los inversores abandonaban las titulizaciones de fútbol al ver el alto riesgo que esto acarreaba.

Por otro lado, según cita David Bartolomé en “Football and Finance; From Securitizations to Receivables Trading“, existe otra forma de financiación alternativa más común en el Reino Unido: los créditos comerciales. Es una práctica utilizada por las empresas, mediante la cual se intercambian los activos no monetarios más líquidos por dinero en efectivo. Esta técnica presenta menos riesgo que el existente en las titulizaciones ya que son a corto plazo. Además, pueden ser ofrecidas a un mayor número de equipos de futbol,  incluidos aquellos que no se encuentran en buenas condiciones financieras. Asimismo, presentan otras pequeñas ventajas con respecto a las titulizaciones. Destacan por su simplicidad, sencillez, y menor coste de transacción.

Todas estas formas de financiación alternativas a los préstamos, surgen como consecuencia de la alta competitividad existente en las ligas o eliminatorias nacionales e internacionales. De esta forma, los equipos intentan conseguir dinero para reforzarse con jugadores que mejoren el nivel de sus plantillas y así poder lograr sus objetivos deportivos.

 

BIBLIOGRAFÍA

http://elpais.com/diario/2003/12/14/economia/1071356402_850215.html

Bartolome, D. (2014). Football and Finance; From Securitizations to Receivables Trading. Master Disertation, Birkbeck College (University of London).

TITULARIDAD DE LOS DERECHOS ECONOMICOS DE LOS JUGADORES POR PARTE DE TERCEROS

Autor: Carlos Cao Castro

FIFA

¿Beneficia al mundo del fútbol la prohibición de la titularidad de los derechos económicos por parte de terceros impuesta por la FIFA?

Es importante explicar primero que un tercero, hace referencia a una entidad completamente diferente a las que intervienen en el fichaje de un jugador. Siendo esta entidad la que maneja el poder financiero de los jugadores, soliendo ser el equipo o fondo de inversión al cual pertenece el jugador.

Toda esta problemática surge con la prohibición de la titularidad de los derechos económicos de los jugadores por parte de terceros impuesta por la FIFA.

Actualmente, esta práctica está totalmente prohibida en países como Inglaterra, Francia o Polonia. A partir de ahora, esta ley será de obligado cumplimiento para el resto de países, registrando los nuevos acuerdos en la FIFA con todo tipo de detalle. Datos del jugador, duración del nuevo acuerdo y la tercera parte implicada. Además, todos los equipos de futbol que no se adapten a este nuevo artículo serán castigados por la FIFA.

Las consecuencias se harán notar en la mayoría de países ya que son muchos los que delegan la titularidad de los derechos a terceros. En el caso de Inglaterra, esta nueva ley no supondrá excesivos cambios al estar adaptados a ella desde hace años. No obstante, el caso de la liga inglesa merece un trato especial ya que depende indirectamente de ligas europeas que sirven de trampolín a muchos jugadores sudamericanos que finalmente recalan en la Premier League. Este paso por países como España o Portugal es debido a las normas de inmigración existentes en el país inglés, pudiendo así lograr un número mínimo de participaciones internacionales en los equipos previos. De esta forma, pueden conseguir la ciudadanía española o portuguesa para luego poder jugar en la Premier League. Sin embargo, el problema reside en que numerosos acuerdos se realizaron a través de la propiedad de terceros. Con la prohibición, será complicado ver a jugadores sudamericanos vistiendo los colores de equipos ingleses .

Consecuentemente, esto acarreará problemas en Brasil o Argentina. Son grandes potencias futbolísticas que subministran una gran cantidad de jugadores a Europa año tras año. El obstáculo que se presenta afecta a los equipos con menos recursos, que a partir de ahora buscarán venderlos a una edad más temprana con el objetivo de obtener un beneficio en el menor tiempo posible.

La titularidad de los derechos presenta ventajas siempre y cuando se haga uso de los mismos de manera legal. Obrando de este modo los equipos con menos capital saldrán beneficiados deportiva y económicamente pudiendo adquirir jugadores para lograr sus objetivos. Sin embargo, un uso fraudulento puede desvirtuar la competición si el propietario de varios jugadores tiene jugadores en diferentes equipos de una misma competición. Una problemática que tendrá sus resultados en los próximos meses y en la que estaremos atentos para saber quiénes son los grandes perjudicados.

BIBLIOGRAFÍA

Berry, R. (2015). R.I.P. TPO: a guide to FIFA’s ban on third party ownership. http://www.lawinsport.com/articles/item/r-i-p-tpo-a-guide-to-fifa-s-ban-on-third-party-ownership. [Accedido el 5 de febrero de 2015]

EL CIERRE DEL MERCADO AL BARCELONA

Autor: Daniel Ortega Brasero (MBA Deporte Universidad de Vigo)

fc Barceloan

Cualquier aficionado al fútbol ha conocido a través de la prensa deportiva en los últimos meses que el FC Barcelona ha sido sancionado y no podrá fichar jugadores durante dos periodos de contratación consecutivos (el presente mercado de invierno y el próximo mercado de verano) por quebrantar el art.19 del estatuto del reglamento a la hora de fichar jugadores menores de edad.

¿Qué es lo que hizo mal el FC Barcelona? Bien, dicho artículo del reglamento expone, de manera resumida, que no se pueden fichar jugadores internacionales de menos de 18 años a excepción de:

  • Cambio de residencia de los padres.
  • Transferencia dentro de la UE teniendo entre 16 y 18 año (con algunas especificaciones).
  • Viviendo en un país diferente, la distancia entre el domicilio del jugador y la ciudad donde esté el Club sea igual o menor a 100km.

Por lo tanto, el FC Barcelona infringió el reglamento en alguno de estos casos para ser sancionado.

Investigando un poco más, parece que los “jugadores de la discordia” y por los que empezó el caso fueron  los coreanos Paik, Lee y Jang, el holandés Bobby, el francés Chendri y el camerunés Patrice, incluso iniciándose el proceso un año antes de formalizarse la sanción. Pero no se reducía a estos jugadores, sino a una serie de inscripciones realizadas entre el año 2009 y 2013. Por lo que la lista de jugadores puede ser muy amplia.

¿Es justa la sanción? Sin lugar a dudas si preguntáramos a un aficionado del Barça diría que la sanción es desmesurada. Pero hay casos precedentes de otros clubes que también fueron sancionados: Chelsea (que sí esquivó la sanción), y el Nantes (que sigue sin poder fichar hasta el verano del 2015). El FC Barcelona también piensa que la sanción fue injusta, por lo que recurrió al TAS. Esta vez parece que los hechos eran demasiado evidentes y este organismo falló en su contra.

Sin entrar en opiniones personales de si es justo o no lo sucedido, lo que parece claro es que si una institución incumple las reglas debe acatar las consecuencias de dicho acto. Por muy relevante que una institución sea en el mundo del fútbol, como es este caso, y por mucha repercusión internacional en los medios que puedas tener; si el FC Barcelona saliera impune sería contraproducente para la FIFA, UEFA o instituciones responsables puesto que su imagen como autoridad quedaría gravemente dañada. Además, aunque sea un gran club uno no puede hacer y deshacer a su antojo puesto que si no sigues las mismas reglas del juego que los demás, estás en clara ventaja (en este caso no en la performance del terreno de juego directamente, sí indirectamente en ella a la hora de hacer fichajes que luego llegaran a integrase en el primer equipo).

Lo que sí está claro, y en esto sí pudo tener algo que ver la grandeza del FC Barcelona como institución, fue que consiguió retrasar el inicio de la sanción a este mercado invernal que recientemente ha finalizado. De esta manera pudo acometer, con mayor o menor éxito, algunos fichajes que se antojaban imprescindibles al término de la temporada 2013/2014. Las consecuencias de no haber podido fichar desde el pasado verano hasta el verano próximo habría sido la de contar con unos mismos jugadores que venían de realizar una mala campaña, con mayores probabilidades de otra “campaña en blanco” con todo lo que ello significa: Menor atractivo internacional, menor cuota de ingresos por mayor auge de otros equipos, menor venta de merchandising tanto a nivel nacional como internacional, menos ingresos por competiciones, posible menor venta de abonos-venta de localidades en partidos…

Otras consecuencias han sido las declaraciones públicas del Barça diciendo que rompen relaciones con la FIFA hasta que finalice la sanción, y la posterior respuesta del presidente de la FIFA, Blatter, afirmando que en el fútbol hay que saber ganar, pero también aprender a perder.

Sin lugar a dudas el debate seguirá abierto y aparecerán nuevas noticias. Lo que sí parece claro es que el FC Barcelona no podrá esquivar la sanción.

La seguridad en el fútbol, en el disparadero

Autor: Carlos Gómez Barge (SETrg)

En torno a las 09:00 horas de la mañana del 30 de noviembre, una reyerta entre aficionados radicales del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña se saldaba con una trágica noticia, un hincha del equipo herculino fallecía como consecuencia de la contienda. Lo sucedido esa mañana en las proximidades de Madrid Río sacudía por completo al fútbol español. Francisco Javier Romero “Jimmy” se unía a una trágica lista (Manuel Ríos Suárez, Aitor Zabaleta, Guillermo Alfonso Lázaro, etc.) de muertes vinculadas a la violencia en el fútbol español.

Desde entonces, la seguridad en el fútbol ha vuelto a ser tema central de debates y tertulias en todos los ámbitos de la sociedad española. Su trascendencia queda patente en que según el “Estudio de Seguridad Ciudadana 2014”, realizado por Tyco Integrated Fire & Security, el 35% de los españoles encuestados reclama la mejora de los controles de acceso a los estadios como una de las principales medidas a tener en cuenta para mejorar la seguridad de este tipo de recintos. Según el estudio, siete de cada diez españoles cree que el comportamiento de los aficionados al fútbol es más extremo que el del resto de la población. La mayoría de los encuestados opina que en los campos de fútbol siempre se producen comportamientos antisociales, como actos vandálicos y violentos.

Desgraciadamente, el mundo ha contemplado en los siglos XX y XXI un escalofriante número de tragedias ligadas al fútbol. Europa, África, América… pocos lugares en el mundo no han sufrido algún accidente en estadios o en sus aledaños. La siguiente tabla recoge algunas de las mayores catástrofes sucedidas entorno a un deporte que mueve a miles y miles de personas.

Ilustración 1 (2)

Fuente. Elaboración propia a partir de http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2012/02/01/futbol/1328126776.html

Con el fin de evitar sucesos como el que le costó la vida al aficionado del Deportivo de Coruña, los organismos competentes han acordado una serie de medidas para el control de los grupos de aficionados más radicales. Las medidas más destacadas son:

  • Se permitirá el cierre de sectores concretos de los estadios donde se localicen actuaciones violentas, racistas o xenófobas.
  • Se elaborará una normativa para sancionar a los clubes con conductas de colaboración directa o indirecta con los grupos o aficionados potencialmente violentos.
  • Se creará una figura para recopilar la información necesaria sobre violencia verbal que se sumará a la labor de los informadores arbitrales y coordinadores de seguridad.
  • Se confeccionará un listado de grupos violentos y se elaborará un reglamento de entradas, viajes y desplazamientos de las aficiones.

Otros países como Francia, Alemania e Italia han adoptado medidas concretas para erradicar la violencia en fútbol. En Alemania, desde 1992 existe un registro central que recoge nombres y datos de personas vinculadas con actos violentos en el fútbol. Además, en la mayoría de los estadios hay cámaras de seguridad que permiten identificar a las personas responsables de brotes de violencia. Francia tiene previsto la designación de partidos de alto riesgo cuando hayan medidas objetivas que los justifiquen, lo que supone incrementar el dispositivo policial o impedir, incluso, que viajen aficionados del equipo visitante. Las autoridades galas llevan a cabo operaciones para evitar que en las gradas aparezcan signos de ideología nazi, algo que prohíbe expresamente la legislación francesa. En Italia, aquellos considerados culpables de causar peleas tendrán prohibido el acceso a las instalaciones deportivas durante tres años. Si se trata de un reincidente, la pena oscilará entre los 5 y los 8 años. Otra medida ha sido la de contratar a vigilantes voluntarios dentro de los estadios y prohibir el viaje de los aficionados visitantes en los casos de partidos de alto riesgo. Además, hace unos años se introdujo la obligación de sacarse un carné de aficionado, una especio de documento de identidad obligatorio en el caso de querer seguir al equipo en los partidos fuera de casa. Asimismo, las entradas que se compren son personales y con el número de asiento para facilitar la identificación de las personas en caso de altercados en el estadio.

El caso de Inglaterra es el ejemplo claro de cómo las se puede atajar la violencia en el fútbol con las medidas correctas. Dos fueron los sucesos que motivaron el cambio en la mentalidad de la sociedad inglesa. El primero de ellos ocurrió el 29 de mayo de 1985 en el estadio de Heysel (Bruselas). La ciudad belga era la sede de la final de la Copa de Europa que enfrentaba al Liverpool y a la Juventus de Turín. Antes del partido, los “hooligans” se abalanzaron sobre los hinchas italianos y la tragedia fue inevitable: 39 muertos, casi todos italianos. El principio del fin del “hooliganismo” empezaba con la sanción que la UEFA impuso a los clubes ingleses de no participar en seis años en competiciones europeas. Cuatro años más tarde, en la semifinal de la FA Cup entre Liverpool y Nottingham Forest en el estadio de Hillsborough, murieron 96 personas aplastadas y más de mil resultaron heridas. Todas estas muertes fueron provocadas por la mala organización del partido, la sobreventa de entradas, la lenta reacción de la policía y las condiciones deficitarias de la infraestructura del estadio.

A raíz de este suceso, el gobierno británico tomó conciencia de un fenómeno que estaba presente en los estadios ingleses, por lo que ordenó una profunda investigación sobre las causas que motivaban dicha violencia. Surge, entonces, el Informe Taylor y un conjunto de medidas condensadas en el Football Spectators Act, que removerían los cimientos del fútbol británico y que darían pie a un paulatino cambio que afectaría a toda Europa. La investigación fue encargada a Lord Justice Meter Taylor, un juez de la Corte de Apelación, el segundo mayor estamento del sistema legal inglés.

El Informe Taylor recomendaba que todos los estadios tenían que tener localidades en todas las zonas, eliminando el peligro de una aglomeración o de una estampida. La medida tenía efecto retroactivo, es decir, los estadios existentes tenían que ajustarse a esta medida, a pesar de no ser consideradas peligrosas por completo las zonas de espectadores de pie por completo. El informe también resaltaba que las divisiones entre grada y campo no deben ser mayores a 1 metro, para evitar otra tragedia como Hillsborough y que la gente pueda pasar con facilidad al campo y evacuar el mismo en caso de emergencia; las entradas y las salidas debían de estar indicadas claramente y con la capacidad suficiente para poder recibir a las personas sin problemas. Asimismo, la seguridad en el estadio pasaría a manos de seguridad privada, que se especialice en el manejo de multitudes. Sugería también que existiera un derecho de admisión que alejaría a los aficionados conflictos, además de proponer que el consumo de alcohol fuera reducido al mínimo para evitar problemas.

Junto al Informe Taylor, el Gobierno británico empezó también a combatir las acciones violentas en todos los centros educativos. A partir de 1990, el gobierno premió a todos los equipos que fueron adecuándose a las leyes, propiciando por ejemplo el acercamiento de las empresas privadas (sobre todo televisiones) para que patrocinasen a los equipos. Gracias a esta estrategia, los clubes ingleses obtuvieron más ingresos para combatir a los violentos y podían contratar a mejores jugadores, por lo que la Premier League se convertía en un producto más atractivo.

Desde un punto de vista económico, la seguridad de los estadios de fútbol es un asunto a estudiar y que seguramente dará mucho que hablar. Recientemente, la Unión Federal de Policía (UFP) trasladó una propuesta al Ministerio del Interior para que los clubes de fútbol paguen un canon al Estado por los dispositivos del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) que se establecen cuando se celebran los encuentros deportivos. La UFP habla de que “el CNP no está para servir a intereses particulares, sino para garantizar la seguridad pública”. Según el portavoz de la UFP, “no se trata, ni muchísimo menos, de cobrar a los aficionados que asisten a un partido de fútbol, sino a los clubes, que deberían pagar al Estado, -y no a la Policía- por utilizar un servicio público. La legislación vigente nos obliga a garantizar la seguridad en espectáculos como, por ejemplo, el fútbol, el tenis o los toros; pero, al igual que un ciudadano que llama a los bomberos tiene que abonar ese servicio, lo lógico sería que un equipo de fútbol pagase también la seguridad que proporcionamos los policías nacionales”. Atendiendo a las cifras, la UFP estima en 10 millones de euros el coste que para el Estado supone la Liga BBVA en materia de seguridad. El cálculo se ha hecho a partir de la valoración de las horas consumidas en los partidos de fútbol clasificados de alto riesgo por la Comisión Antiviolencia, a los que hay que sumar los encuentros de baja y media intensidad clasificados por la Policía. El sindicato cifra en 416.000 horas las consumidas en 38 partidos, lo que da un total de 7.489.800 euros. A esta cantidad, habría que añadir el coste en seguridad en los encuentros  de la Liga Adelante y el resto de las categorías inferiores, que es algo menos de la mitad que en Primera División.

En el caso del Real Madrid, la policía ha manifestado el alto coste que supone velar por la seguridad en cada partido que se disputa en el Santiago Bermabéu. La UFP estima que seguridad en los partidos del equipo blanco alcanza los 380.000 euros. Garantizar la entrada tranquila de ambos equipos, vigilar a los grupos ultras, cortar el tráfico para evitar posibles problemas con los viandantes que acuden al fútbol, etc. representan detalles que cuestan dinero al Estado.

A la vista de lo expuesto parece claro afirmar que para hacer que el fútbol siga siendo un formidable espectáculo es necesario que las instituciones y los clubes hagan prevalecer la seguridad de todos los usuarios sobre todas las demás consideraciones durante el diseño y la administración de un estadio.

Referencias:

El Informe Taylor, hacia un fútbol sin violencia

http://www.futboldecafe.com/miscelaneo/estadios/informe-taylor-y-el-manejo-de-multitudes-sacrificar-aficion-por-atrapar-radicales/

http://www.martiperarnau.com/archivo/archivo-2013-2014/informes-espana/la-tragedia-que-cambio-el-futbol-britanico-y-europeo/

http://blogseguridad.tyco.es/consejos/medidas-para-mejorar-la-seguridad-en-los-estadios-de-futbol-y-su-entorno/

http://cadenaser.com/ser/2014/12/04/deportes/1417725156_046111.html

http://www.marca.com/2013/06/03/futbol/1adivision/1370255255.html

http://www.onemagazine.es/noticia/18258/Nacional/La-Policia-pide-que-los-equipos-de-futbol-paguen-los-dispositivos-de-seguridad-de-sus-partidos.html

http://ecodiario.eleconomista.es/futbol/noticias/3965669/05/12/La-Policia-denuncia-los-380000-euros-que-cuesta-la-seguridad-en-los-partidos-del-Real-Madrid.html

http://elcomercio.pe/deporte-total/futbol-mundial/asi-se-combatio-exito-violencia-futbol-inglaterra-noticia-1310076