Subvenciones y clubes de fútbol (Alemania)

Autor: Cristina Alonso Teixeira (MBA Deporte Universidade de Vigo)

Tras analizar la sanción por parte de la Comisión Europea a varios clubes de las ligas españolas de primera y segunda división, vamos a ver qué sucede fuera de nuestras fronteras con el dinero público y los clubes de fútbol. En concreto en este pequeño análisis vamos a ver qué ocurre en Alemania. Antes de comenzar decir que no solo se financia con dinero público el fútbol (sea vía subvenciones, cesión de terrenos u otras modalidades) pero si es el que más noticias acapara.

La liga alemana, presume de estadios llenos (tabla 1) y no sin razón –en parte– no nos vamos adelantar y vamos empezar por el principio. Las ayudas públicas, entiéndase hacia el futbol, en Alemania son algo “normal” o por lo menos más aceptado públicamente que en otros países.

Tabla 1: Media de espectadores en las tres grandes ligas europeas.

Liga Media de espectadores
Bundesliga (Alemania) 42.421
Premier (Inglaterra) 36.452
La Liga (España) 28.168

Fuente: Elaboración propia a partir DPA (2016).

En el caso de la Bundesliga, la financiación pública al futbol principalmente se hace a través de la construcción de estadios y posterior cesión de los mismos a los clubs. El boom en la construcción de estadios tuvo su inicio en la celebración de la XVIII edición de la Copa Mundial de Fútbol en el año 2006. Dicha construcción no ha parado ahí, sino que se ha mantenido hasta la actualidad, construyendo grandes estadios para equipos militantes en divisiones diversas.

La construcción de nuevos estadios en Alemania no está muy bien planificada, lo que hace que la mayoría nazcan como proyectos con un potencial fracaso en la gestión económica. Para ver de manera clara lo anterior no hay nada mejor que poner un ejemplo real: El estado Federal de Baviera y la ciudad donde juega el equipo de futbol SSV Jahn Regensburg financiaron la construcción del estadio de este equipo, de 3ª División (año 2015), que costó 53 millones de euros. Con una media de 3900 espectadores por partido se construye un estadio cuya capacidad es de 15224 asientos. Sin ir más lejos ¿qué va hacer el club para ocupar los 11324 asientos restantes en las siguientes temporadas? Recordando que un estadio tiene costes fijos (mantenimiento, limpieza…) ¿no creéis que la gestión será complicada?

Pues sí, efectivamente, ha sido un desastre hablando en términos económicos. Desde 2015 hay un déficit de 3M€, por temporada, simplemente teniendo en cuenta los costes operativos. Pero esto simplemente es un ejemplo de los muchos que hay. Muchos de estos clubs con estadios sobredimensionados (sea de quien sea la culpa de la planificación) no solo tuvieron o tienen déficit, sino que hay algunos que han tenido que declararse insolventes.

Podemos pensar que el “dueño” del club (mediante concesión) es el último responsable en cuanto a mala gestión de las finanzas, nada más lejos de la realidad, el estadio está construido por fondos públicos. Por tanto ¿Qué sucede cuando el club es insolvente o hay problemas financieros graves? En el caso analizado el estadio está financiado por impuestos de todos los habitantes de Alemania y doblemente por los ciudadanos de Baviera. Una vez se declara la insolvencia, los estados federales (el sector público) tiene que “ayudar” a mejorar la situación. ¿Cómo se suele hacer? Mediante el aplazamiento de alquileres al club o incluso ayudando económicamente a dicha entidad. Por tanto, existe un doble desembolso de fondos públicos para el futbol. En definitiva, se convierte en un bucle de desembolso de fondos muchas veces no recuperables.

La opinión que podamos tener cada uno al respecto de la utilización del dinero público creo que es la mejor conclusión que podemos dar a este pequeño análisis. Para finalizar, que no concluir, os quiero dejar una frase para reflexionar: las ayudas públicas ligadas a salvar productos (en los eventos deportivos: el espectáculo) que ofrecen algo más (por ejemplo: sentimientos) no suelen estar mal vistas por un porcentaje alto de la ciudadanía.

 

Referencias:

Diez, F & Mullor, P. (2016). Las ayudas públicas en el fútbol alemán. DxT. Recuperado de: http://www.revistadxt.com/

DPA. (2016). Bundesliga: mejor media de espectadores en estadios. Diario AS. Recuperado de: http://futbol.as.com/futbol/2016/07/21/internacional/1469104398_393634.html

Anuncios

Money(foot)ball: The Numbers Game (*)

Autor: Thadeu Gasparetto (SETrg; IDLab)

the numbers gameEl famoso libro Moneyball: The art of winning an unfair game (2003) se basa en la historia real de Billy Beane, gerente general de Oakland Athletics en la Major League Baseball (MLB). La historia describe las dificultades económicas que el equipo ostentaba y la notable manera como su directivo revolucionó ese deporte a través del uso de estadísticas adecuadas, desarrolladas por el joven Peter Brand. En 2011 se la adaptaron a los cines en una película de mismo título protagonizada por Brad Pitt y Jonah Hill.

Si a día de hoy los deportes estadounidenses tienen en las estadísticas un eje fundamental en la toma de decisiones de sus directivos y entrenadores, lo mismo no se observa en gran parte del fútbol profesional. Aunque los más importantes clubes mundiales poseen personal comprometido con la captación, desarrollo y entrenamiento de jugadores, así como el análisis de los datos generados en esas etapas, los demás clubes todavía se fundamentan en la intuición a la hora de fichar. De esa manera, no es raro ver innúmeras contrataciones sin éxito y millones de euros tirados a la basura.

En 2013 los profesores Chris Anderson (Cornell University) y David Sally (Tuck School of Business) han escrito el libro The Numbers Game: Why everything you know about football is wrong buscando aportar nuevas consideraciones sobre el uso de la estadística en el fútbol y quizás lograr algo parecido con el Moneyball en el deporte más popular del planeta. Aunque desafortunadamente la obra no esté traducida al castellano, se la encuentra en otros idiomas.

os numeros do jogoEn la Introducción, los autores subrayan que por muchos años el fútbol ha sido dominado por la siguiente frase: “Eso siempre ha sido hecho así”. Es decir, persiste la idea de que no hace falta cambiar las cosas, pues por toda la vida se ha tomado decisiones de la misma manera. Sin embargo, a través del libro los profesores buscan aportar una manera diferente de observar ese deporte y lograr éxitos todavía mayores dentro del fútbol.

En líneas generales, enseñan y explican las diferencias existentes entre las categorías en un país (1ª, 2ª, 3ª y 4ª divisiones), como también las similitudes existentes entre las grandes ligas europeas. Remarcan que la calidad de un equipo está determinada por el talento de su jugador más débil y no necesariamente por su estrella. Acentúan la importancia de la posesión del balón, pero ejemplifican a través del Stoke City una manera diferente de “poseerla” y sumar puntos sin tenerla en los pies. Así como destacan que la importancia de un delantero para un equipo no puede ser valorada exclusivamente por el número de goles anotados, sino por la puntuación marginal obtenida por ese jugador – según los autores, eso refleja mejor la contribución de dicho atleta.

numbers game (G)Repartido en doce capítulos, además del prefacio, la Introducción y demás elementos post-textuales, la obra es una lectura imprescindible para los aficionados al fútbol y, por supuesto, a todos los que ambicionan trabajar en ese mercado.

(*) Ese texto ha sido elaborado basado en la versión brasileña del libro, intitulada Os Números do Jogo: Por que tudo o que você sabe sobre futebol está errado. Por lo tanto, podrá haber pequeñas diferencias en el contenido en comparación a la versión original en inglés.

 

REFERENCIAS:

Anderson, C., & Sally, C. (2013). The Numbers Game: Why Everything You Know About Football is Wrong. London: Penguin Books.

Lewis, Michel. (2003). Moneyball: The art of winning an unfair game. New York: W. W. Norton & Company.

RIESGO OLÍMPICO

Autor: Antonio González (MBA Deporte)

atletas al limite “Alcanzar el éxito, ganar dinero, El incentivo económico se ha vuelto tan grande que los jugadores están dispuestos a correr riesgos con su salud puesto que sus sueldos varían en función del éxito o del fracaso” así resume el guionista del documental “Atletas al límite: el reverso de la medalla” lo que está pasando en estos momentos con los deportistas.

¿Han estado los estados dispuestos a correr riesgos financieros con tal de organizar unos JJOO?

Está claro que el COI sale beneficiado con la organización de los juegos al obtener los mejores servicios del mejor postor, mediante un proceso de selección por la organización de un producto enlatado, donde la ciudad elegida pasa a ser una especie de franquiciado del propietario del evento. No  hablo sólo de lo estrictamente deportivo, la ejecución de las obras también es una parte jugosa y existen muchos intereses a su alrededor que pesan y mucho en las decisiones como se ha podido ver en la última elección de Tokyo como sede para 2020 ante Madrid, que se basaba en no tener que hacer apenas gasto en infraestructuras.

Que los países organizadores quieran parte del pastel y que no se conformen con los beneficios obtenidos de la venta de su imagen por el mundo parece más que razonable, aunque esta imagen también puede ser negativa, dentro y fuera de sus fronteras, como le está ocurriendo a Brasil debido a que  en el país arrastra una profunda crisis económica acompañada de pobreza, inflación y crimen. Por ello puede ser que este dejando de ser interesante y goloso para los países organizar los JJ.OO. Se intuye que para que el país organizador obtenga beneficio, o que este sea mayor, hay dos opciones: abaratar el coste de su organización o que el propietario del evento reduzca beneficios, y con las medidas adoptadas a corto plazo el COI parece no estar dispuesto a asumir una reducción de su botín, aunque en la agenda 2020 hable de austeridad.

Lo que si está claro es que la población alemana ante la crisis económica que nos toca vivir ha desestimado invertir 12.000 M€ para ser sede de los JJ.OO de 2024, y antes otra ciudad alemana había dado la espalda a ser sede de los JJ.OO. de invierno en 2022. ¿Serán los alemanes los primeros en ajustar los beneficios del COI y acelerar la implantación de la agenda 2020?, recordemos que el COI cuenta con un presidente alemán,  Thomas Bach elegido en Buenos Aires 3 días después de la elección de Tokyo como sede olímpica para 2020, lo que parecía iba a ser una decisión de sede con gran cantidad de apoyos se está complicando y colocando en riesgo al único de los tres vértices que no lo estaba, el COI. Eso sí, cada uno por motivos diferentes.

Fuentes:

http://www.lagranepoca.com/archivo/31930-nadie-juzgara-brasil-si-renuncia-olimpiadas.html

http://vozpopuli.com/actualidad/31284-el-coste-de-los-tres-fracasos-olimpicos-de-madrid-iguala-la-inversion-realizada-en-los-juegos-de-londres

http://www.elconfidencial.com/economia/2013-09-09/madrid-entierra-8-000-millones-de-euros-en-su-empeno-por-albergar-los-juegos_25668/

http://www.marketingdeportivomd.com/2015/12/hamburgo-renuncia-su-candidatura-los.html

http://www.elperiodico.com/es/noticias/deportes/hamburgo-rechaza-referendum-candidatura-juegos-olimpicos-2024-4712430

http://deportes.elpais.com/deportes/2015/09/16/actualidad/1442395700_926370.html

https://www.youtube.com/watch?v=JJCrxgCJ0JQ

 

Naming Right, una opción a considerar.

Autor: Roberto Reboredo

Stadium-FrontRender-JPEG-003Durante el recién finalizado verano, el interés del R.C. Deportivo de la Coruña en obtener un mayor rendimiento de su explotación comercial a través de la patrocinio del estadio de Riazor, el llamado “naming right” suscitó repercusión mediática

Dada la situación económica todo paso dado en la búsqueda del mayor número de fuentes de ingresos posibles debe ser tenido en cuenta por sus dirigentes. Sin embargo conviene tener en cuenta una serie de aspectos a la hora de analizar esta situación. A modo de ilustración, nos vamos a fijar en el ejemplo del R.C.D. Espanyol y el “Power 8 Stadium”.

Respaldo de la masa social del club.

El nombre de un estadio es un elemento enraizado en la cultura y la mente de los aficionados. Sustituir un nombre histórico, con solera y fuertemente vinculado al club por el nombre de una marca comercial puede suponer un choque frontal con los valores de una afición. En este sentido puede ser más complicado de asimilar para aficiones con un estadio tan emblemático como San Mamés, Sánchez Pizjuán, Riazor, etc. El R.C.D. Espanyol jugó con la ventaja de bautizar un estadio de nueva construcción sin un nombre vinculado a la historia del club ni arraigo entre la afición (Cornellá – El Prat).

Algunas encuestas mostraron cómo la mayoría de la afición del Deportivo se mostraba a favor de que el estadio de Riazor pudiera ser apadrinado por un patrocinador a cambio de un destacable ingreso económico, como sucede con otros estadios nacionales o internacionales.

Imagen y repercusión nacional e internacional del club.

A día de hoy el Deportivo aún conserva parte del prestigio y notoriedad que le dieron los años del Súper Dépor y las temporadas de Champions y títulos. Este es un factor que le puede permitir jugar con ventaja respecto a muchos equipos de la liga, siempre que consiga estabilizarse en Primera División y dar un salto cualitativo respecto las últimas temporadas. Esto debe ser una baza a favor a la hora de negociar acuerdos con posibles patrocinadores.

Dimensión económica del acuerdo.

Un acuerdo de esta magnitud debe proporcionar importantes ingresos que permitan aliviar la situación económica del club. Se ha publicado el objetivo de obtener unos ingresos anuales de, al menos, millón y medio de euros por temporada. Sin duda no es una cifra despreciable. Comparándolo con el caso del conjunto catalán se pueden considerar objetivos prudentes y realistas (hasta moderados), aunque siempre se debe aspirar a la mayor cifra posible. Hace poco más de un año el Espanyol presentaba su acuerdo con “Power 8” por 5,5 millones de € (hay que tener en cuenta que este acuerdo incluye otros elementos de patrocinio, como la camiseta oficial).

Dimensión temporal.

La cesión del “naming right” suele ser de larga duración. Remitiéndonos al caso perico, se firmó una duración del contrato de patrocinio con “Power 8” por siete temporadas. Por esta razón es conveniente valorar detenidamente el cierre de un acuerdo de estas características. La urgencia o la necesidad de conseguir lograr un patrocinador no deben, en la medida de lo posible, condicionar la decisión definitiva. Es preferible  conseguir un acuerdo más ventajoso  dentro de varios meses o un año que conseguir uno en peores condiciones firmado de forma apresurada y prematura. El momento (deportivo, social, etc.) de la negociación también puede ser un condicionante importante. Si un club logra hacer una campaña destacada tendrá más posibilidades de conseguir un buen acuerdo en términos económicos.

El propio patrocinador.

Antes de firmar un acuerdo de estas características es fundamental conocer la trayectoria, la solvencia y la capacidad de la empresa patrocinadora. En este punto mejor que en ningún otro debe valer como ejemplo el caso del Espanyol. Firmó un contrato con una empresa proveedora de tecnología para apuestas deportivas desconocida para la sociedad que, según se ha publicado en algunos medios, ha terminado siendo una empresa cuasi-fantasma acusada de estar vinculada a una estafa piramidal. El Espanyol confió su estabilidad económica de futuro a una desconocida empresa sin una trayectoria previa de mínimas garantías a cambio de una promesa de importantes ingresos. Según las mismas informaciones el club espanyolista ya se ha visto afectado por impagos y busca la manera de rescindir cuanto antes el acuerdo para poder firmar un nuevo patrocinio de la camiseta y, si es posible, del estadio. Es importante antes de asociar el nombre de una marca a un estadio tener claro que la empresa no sólo sea solvente, sino que su imagen no pueda dañar y perjudicar la imagen o la situación de un club en el futuro.

Situación contractual del estadio.

A la hora de gestionar esta herramienta es necesario tener en cuenta la situación del club respecto de la propiedad del estadio. Un club propietario del estadio tendrá menos limitaciones a la hora de implementar esta medida que uno que tenga cedido el derecho de uso de la instalación por parte de una corporación local o autonómica. En este caso habría que tener en cuenta lo establecido en el contrato o convenio de cesión de las instalaciones, aunque esta situación no debería suponer una barrera insalvable para los clubes.

En el caso concreto del Deportivo tiene un convenio firmado con el ayuntamiento de la ciudad (y expuesto en la página web del club) en el cual se incluye el siguiente artículo:

“Las instalaciones objeto de este Convenio mantendrán el nombre de “Estadio Municipal de Riazor”, siendo competente para la modificación del mismo única y exclusivamente el Excmo. Ayuntamiento de La Coruña.”

Por tanto la opción de explotar el “naming right” de Riazor pasa por la modificación del actual convenio permitiendo al Deportivo modificar el nombre del estadio o conseguir una autorización expresa del Ayuntamiento para la cesión del nombre del estadio a un patrocinador.

Nuevas fórmulas en el mercado fichajes: cesiones con opción de compra obligatoria

Autor: Roberto Reboredo

El  cerco en torno al control económico sobre los clubes de fútbol es cada vez más estricto y profundo. Por citar algunos ejemplos: el Fair Play Financiero de la UEFA  y el Comité de Control Económico de la LFP. Por ello los equipos buscan mecanismos que les permitan aprovechar resquicios en estas limitaciones a las que se ven sometidos.

La limitación del gasto en plantilla es una de las restricciones más importantes y cuestión vital a la hora de gestionar una temporada. En este apartado hay que incluir tanto el gasto derivado de las retribuciones de los jugadores como la amortización de la adquisición de los derechos de los mismos (compras y ventas de jugadores).

Para minimizar, al menos a corto plazo, el efecto de esta limitación al gasto en plantilla ha surgido y ganado protagonismo en los últimos mercados de traspasos la fórmula de la cesión con opción de compra obligatoria.

A través de esta fórmula dos clubes que acuerden el traspaso de un futbolista por una cantidad determinada pueden intervenir sobre el importe da la venta que han de repercutir a sus cuentas esa temporada. Como ejemplo, un equipo adquiere un jugador por 50 MM de euros por un período de cinco temporadas cada una de las temporadas está obligado a amortizar (y por tanto incluir en su límite de gasto en plantilla) 10 MM de €.  Si estos mismos clubes acuerdan una cesión por una temporada con un coste de 5 MM de € más una opción de compra obligatoria al final de la temporada por 45 MM de € el importe de la operación es el mismo, pero el club comprador incluirá únicamente 5 MM de € en el gasto dedicado a la plantilla esa temporada y repercutirá los restantes 45 MM de € en las cuatro siguientes.

De esta manera un club que tenga un margen reducido para fichar jugadores puede adquirir de manera inmediata jugadores que mediante traspaso convencional no podría sin infringir las normas del gasto dedicado a plantilla deportiva. No obstante lo hace a costa de perjudicar el gasto dedicado a plantilla de las próximas temporadas. Por ello es necesario valorar en convenientemente la idoneidad de esta opción y sólo es recomendable utilizar esta fórmula en situaciones en las que el club tenga garantía de que las siguientes temporadas va a tener un mayor margen de maniobra sobre el gasto en plantilla: liberación de elevadas masas salariales, aumento de la proyección de ingresos, liquidación de pagos de deudas anuales, etc.

Un caso especial es el del Valencia CF. Para mejorar su plantilla el verano pasado y tener más posibilidades de alcanzar la Champions League realizó importantes adquisiciones que ponían en riesgo el cumplimiento de la limitación del gasto en plantilla. Por ello realizaron diferentes operaciones a través de Meriton Holdings (propiedad de Peter Lim) o de cesiones con opción de compra obligatoria, como por ejemplo con Negredo o Yoel.  Fruto de estas operaciones el club ya sobrepasa el límite del gasto dedicado a plantilla para esta nueva temporada sin haber apenas reforzado el equipo (un jugador por el momento) y teniendo ya en cuenta los ingresos previsibles por la clasificación a la Champions League de manera definitiva. Por ello está obligado a realizar importantes ventas antes de poder plantearse nuevos fichajes.

Especialmente significativo es el caso de Negredo, jugador por el que se ven obligados a desembolsar en torno a 30 MM de € sin haber dado el rendimiento esperado, teniendo pocas opciones de formar parte de la plantilla para esta temporada y con escasas posibilidades de recuperar al menos la inversión realizada.

FONDOS DE INVERSIÓN EN EL FÚTBOL: ¿BENEFICIOSOS O PERJUDICIALES?

Autor: Carlos Cao Castro (SETrg)

timthumbLos fondos de inversión están a la orden del día en el mundo del fútbol. Son sociedades cuyo objetivo reside en financiar la incorporación de jugadores. Tiempo después, estas entidades reciben una cantidad monetaria en función de los rendimientos económicos que produce una futura venta de un jugador. Esta práctica es muy común en países como Brasil, Argentina, Portugal y más recientemente en España. Los fondos de inversión se hacen con los derechos económicos de jugadores que se encuentran en los inicios de su carrera deportiva, para luego cederlos año tras año a diferentes equipos con un claro objetivo: la revalorización de los jugadores para así ganar dinero con los traspasos.

Esta práctica, a pesar de ser muy utilizada, tiene muchos detractores. Uno de ellos es la FIFA, la cual ve muchos inconvenientes en ella. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Asegura que interfiere en los derechos contractuales de una y otra parte. No se producen incentivos sin la finalización de la transferencia y el contrato.
  • Los jugadores se sienten presionados para salir de un club o fichar por otro. La decisión que pueda tomar el jugador no se tiene en cuenta, ya que el único objetivo es la venta del mismo al mejor postor y así obtener la máxima rentabilidad.
  • Se ve definida como una esclavitud para los jugadores, cuando lo que debería de primar es la libertad de decisión por parte de cada uno. El jugador se limita a obedecer las decisiones del fondo de inversión al que pertenece.
  • Hay un único y claro beneficiado con toda esta actividad, la tercera parte involucrada. Esto se considera un abuso. Económicamente hablando, el resto de componentes como es el caso del equipo que disfruta de los servicios del jugador, tan solo se limita a pagar la ficha del futbolista sin recibir recompensación futura.
  • Ser dueño de varios jugadores de equipos diferentes de una misma competición, atenta contra la integridad de la misma. Esto puede desvirtuar una competición al haber intereses de por medio.

Sin embargo, Luis Villas-Boas Pires, de LawInSport.com, señala algunas razones por las cuales muchos equipos se ven beneficiados gracias a los fondos de inversión.

  • Los equipos pequeños, con una menor liquidez en principio, pueden acceder al fichaje de jugadores que antes veían como imposibles.
  • Ligas de menor importancia, podrán mejorar sus plantillas. De esta forma, cuando participen en competiciones europeas, serán capaces de competir a un mejor nivel.
  • Es una fuente de ingresos alternativa. Se aporta dinero para hacerse con los servicios de un jugador y así en un futuro obtener un beneficio.
  • Gracias a los fondos de inversión un jugador puede tener más oportunidades en el mundo del futbol. Antes, al ser propiedad de un equipo, este podría decidir si dar o no minutos a sus jugadores.

Con todo este panorama, hay quienes abogan por una regulación de los fondos de inversión, tras la negativa de la FIFA y posterior prohibición de la titularidad de los derechos económicos por parte de terceros. De esta forma, con unas nuevas reglas y limitaciones se podrían evitar los abusos anteriormente mencionados.

REFERENCIAS:

(Marzo 2014), FIFPro: Worldwide third party ownership ban http://www.lawinsport.com/sports-law-news/item/fifpro-worldwide-third-party-ownership-ban?highlight=WyJ0aGlyZCIsIid0aGlyZCIsInBhcnR5IiwicGFydHkncyIsInBhcnR5JyIsInBhcnR5JywiLCIncGFydHknIiwib3duZXJzaGlwIiwiJ293bmVyc2hpcCciLCJ0aGlyZCBwYXJ0eSIsInRoaXJkIHBhcnR5IG93bmVyc2hpcCIsInBhcnR5IG93bmVyc2hpcCJd. [Accedido el 19 de marzo de 2015]

Luís Villas-Boas Pires (2013). Third party ownership – to ban or not to ban? http://www.lawinsport.com/articles/regulation-a-governance/item/third-party-ownership-to-ban-or-not-to-ban?highlight=WyJ0aGlyZCIsIid0aGlyZCIsInBhcnR5IiwicGFydHkncyIsInBhcnR5JyIsInBhcnR5JywiLCIncGFydHknIiwib3duZXJzaGlwIiwiJ293bmVyc2hpcCciLCJ0aGlyZCBwYXJ0eSIsInRoaXJkIHBhcnR5IG93bmVyc2hpcCIsInBhcnR5IG93bmVyc2hpcCJd.  [Accedido el 19 de marzo de 2015]

CAMBIO INEXPLICABLE EN EL FÚTBOL BRASILEÑO

Autor: Thadeu Gasparetto (SETrg)

En la temporada 2003 el fútbol brasileño empezó a adaptarse al europeo. Aunque el calendario deportivo no haya mudado – por allí la temporada empieza en enero y finaliza en diciembre –, el principal torneo de fútbol en Brasil cambiaba su formato.

Entre los años 1959 y 2002 el Campeonato Brasileiro tuvo distintos modelos competitivos. Sin embargo, una característica peculiar diferenciaba la “Liga Brasileña” de las más importantes del mundo: se decidía el torneo en Playoffs.

Ha habido de todo tipo de formatos desde campeonatos regionalizados, divididos en grupos, una liga con 96 clubes (1979) y hasta un torneo donde un equipo que había jugado la segunda división terminó en el segundo puesto de la Serie A en la misma temporada (2000).

No obstante, a punto de completar la decimotercera temporada consecutiva bajo el formato de liga (2015), el Campeonato Brasileiro puede que cambie una vez más. La semana pasada, el presidente de la Confederação Brasileira de Futebol (CBF) ha anunciado la posibilidad de modificar el formato competitivo de la Liga si así lo deciden los equipos de fútbol en Brasil. Ahí radica el problema. Los periódicos brasileños han buscado informaciones sobre la opinión de los directivos de los clubes de fútbol y la mayoría estaría interesada en volver a los Playoffs.

Como durante gran parte de la historia del Campeonato Brasileiro se ha competido con ese formato, culturalmente es comprensible que los directivos creen que volver al modelo anterior pueda ser interesante. Sin embargo, al basarse en la economía del deporte y mirar los datos antes y después del cambio de modelo, se percibe que no sería una buena alternativa volver a tener playoffs en el principal torneo nacional.

LA PRIMERA JUSTIFICACIÓN PARA EL CAMBIO DE MODELO SERÍA QUE EN LOS PLAYOFFS EL TORNEO ES MÁS EQUILIBRADO.

En un artículo publicado en 2010, Drummond, Araújo Jr. y Shikida analizaron el Balance Competitivo del Campeonato Brasileiro entre las temporadas 1971-2009. En su estudio, usaron los siguientes índices: Top 4, C4, Gini y Herfindal (métodos tradicionales en la literatura económica del deporte). Además de investigar la competitividad de la Liga Brasileña durante ese período, uno de los objetivos del trabajo ha sido observar el comportamiento del Balance Competitivo antes y después del cambio de modelo (de playoffs para liga). Como resultado de la investigación, se ha evidenciado la mejora de la competitividad en el Campeonato Brasileiro después del cambio de formato (2003-2009).

HAN DICHO TAMBIÉN QUE LA AFICIÓN PREFIERE ESE TIPO DE TORNEO.

Desde 2003 se ha jugado por doce veces el Campeonato Brasileiro. Así, se ha analizado la asistencia media de veinticuatro temporadas – doce antes y doce en el nuevo modelo competitivo. Se evidencia que entre los años 1990-2002 la asistencia media ha sido de 12.481 y entre las temporadas 2003-2014 ha sido de 14.211. Aunque la diferencia haya sido pequeña, no se comprueba el mayor interés del aficionado en el modelo de playoffs.

¿POR QUÉ UN TORNEO PLAYOFF MÁS?

Si el Campeonato Brasileiro fuera el único torneo de los equipos brasileños, podría ser aceptable el cambio del formato por cuestiones históricas. Sin embargo, los clubes brasileños disputan otros tres tipos campeonatos a cada temporada: Estaduais, Internacionales (Libertadores da América y Copa Sulamericana) y la Copa do Brasil. Todos los tres poseen fases finales eliminatorias, por lo tanto no hace falta un torneo playoff más en la temporada brasileña.

OTRAS DESVENTAJAS DEL TORNEO PLAYOFF

Volver al formato anterior también podría afectar negativamente los ingresos de los equipos. Por parte de los directivos de los clubes brasileños se imagina que aumentará la demanda de entradas en los partidos playoffs. Así se aumentaría el precio de cada entrada, generando mayores beneficios. Sin embargo, se han olvidado que más de la mitad de los clubes quedan fuera de los playoffs cada temporada y por lo tanto su probabilidad de mayores ingresos disminuye. Conjuntamente, se nota que en 2002 (última bajo el modelo eliminatorio) los equipos han jugado 25 partidos en la temporada regular. Además, el equipo campeón jugó un total de 31 partidos. En el formato de Liga actual de Brasil (20 equipos), cada club participa de 38 partidos. De ese modo, un torneo Playoff disminuiría todavía más las oportunidades de generar ingresos de taquillas para todos los equipos.

La disminución del número de partidos también podrá generar otro perjuicio. Al jugar menos veces, será menor la exposición de los patrocinadores de los equipos, echo que podría afectar negativamente los ingresos de los clubes por esa fuente.

Como un problema más, para los equipos que no alcanzaren los playoffs sus competiciones terminarían uno o dos meses antes del final de la temporada. Así, se estarían pagando los sueldos a los jugadores sin disputar ninguna competición.

EL PROBLEMA ESTÁ EN TODO EL MERCADO, NO EL MODELO COMPETITIVO DEL CAMPEONATO BRASILEIRO.

No será el cambio de Liga para Playoffs lo que perfeccionará el fútbol interno brasileño. Aunque haya clubes tradicionales, aficiones numerosas y nuevos estadios, el mercado del fútbol tendrá de mejorar como un todo. Es ilógico que los equipos tengan partidos de Copa y Liga en fechas FIFA, lo que resulta jugar sin sus mejores jugadores – hecho que ocurre en Brasil. Es incoherente que los clubes jueguen partidos de fútbol con el césped lleno de agujeros, incluso en estadios  construidos para el Mundial 2014. Es inadmisible la violencia que ocurre a cada fin de semana en Brasil. Todo eso se suma al creciente desequilibrio financiero en el fútbol brasileño a través del mal reparto de las cuotas de TV. Probablemente solucionar los problemas internos ayudarían más a perfeccionar el mercado brasileño de fútbol que un cambio de modelo competitivo que ya se demostró ineficaz en el pasado.

REFERENCIAS:

Drummond, L; Araújo, A. F.; Shikida, C. D. (2010). Campeonato Brasileiro de Futebol e Balanço Competitivo: uma análise do período 1971-2009. Revista Brasileira de Futebol, 3(2), 73-87.

http://futdados.com/campeonatos-brasileiros-medias-de-publico/

http://www1.folha.uol.com.br/esporte/2015/03/1598319-maioria-dos-clubes-da-serie-a-defendem-retorno-do-mata-mata.shtml

http://blogs.lancenet.com.br/emcimadolance/del-nero-mata-mata-pontos-corridos/

MILLION DOLLAR ARM: INVERSIÓN, DEPORTE, MERCADOS, PERSONAS

Autor: Angel Barajas (SETrg; ID Lab)

million dollarEl chico del millón de dólares (Million dollar arm) se estrenó en octubre de 2014 en los cines españoles. Dirigida por Craig Gillespie, sobre un guión de Thomas McCarthy, narra como, a través del concurso “The Million Dollar Arm”, los dos primeros deportistas indios (Rinky Singh y Dinesh Patel) consiguieron firmar un contrato profesional con los Piratas de Pittsburgh.

Jon Hamm, conocido por su papel de Donald Drapper en Mad Men, da vida a JB Bernstein.  Pitobash, actor indio, encarna a Amit. Les acompañan en el reparto Madhur Mittal, Suraj Sharma, Alan Arkin y Bill Paxton, entre otros.

La película es muy “factoría Disney”. Sencilla, predecible, sensiblera pero resultona. Sin embargo, lo que despierta más interés para aquellos que nos gusta la economía del deporte es que  presenta numerosos temas para la reflexión. Intentaré enumerar algunos de ellos aunque sea incluso de forma desordenada.

Comencemos con el inicio de la película. JB Bernstein está tratando de sacar adelante su empresa Seven Figures Management junto a otras dos personas. Se juegan todas sus posibilidades en un contrato de representación de un jugador de fútbol americano. Aquí aparecen o se insinúan varios elementos de reflexión. El protagonista había trabajado para una empresa anteriormente y ahora está intentando salir adelante por sí mismo con su socio. Es mucho más difícil subsistir sin una estructura detrás. Su apuesta se concentra en un jugador. Si lo consiguen contratar podrán atraer otros. Eso es un capital relacional intangible que podría ayudar a sacar el negocio adelante. Pero para ello, necesitaría un capital financiero (tangible). Popo, el jugador a representar, les dice que le adelanten un millón de dólares. La agencia competidora se lo ofrece.  Otro aspecto que se puede destacar es el aumento del riesgo al concentrarse el negocio en un solo deportista. Si no se cierra el contrato es la ruina.

Siguiendo por la línea financiera, resulta interesante el planteamiento del inversor, Mr. Chang, en el proyecto “Million Dollar Arm”. El acuerdo es para conseguir en un año hacer una prueba ante los equipos profesionales de béisbol presentándoles dos jugadores indios. Se consigue realizar la prueba pero los ojeadores quedan decepcionados. Sin embargo, el inversor queda satisfecho. Su producto, el  propio programa, ha funcionado y decide extenderlo por 3 años.

Para Bernstein llega un momento que ha “invertido” en los dos chicos. Quiere que triunfen como deportistas. No es solo el programa. Así se plantea un tema para la reflexión. La inversión en jugadores es tiene implicaciones que se deben considerar. Hay que tener en cuenta sus necesidades, la presión de los medios, la confianza, etc.

¿Por qué puede resultar interesante semejante programa? Por el mercado potencial que hay detrás mil millones de personas, mil millones de camisetas, mil millones de gorras… Pero este negocio se basa en un deporte, con sus reglas, con sus tiempos y sus costumbres. En un momento dado le recuerdan a JB “esto es béisbol no marketing”.

Invertir en deporte es invertir en sueños. Existen numerosas connotaciones que hacen complicado entender este tipo de inversión.

Se muestra el lado del entrenamiento. No sólo es técnica, también hay psicología. Así la motivación de Amit: “veo mi sueño en vosotros”, “vuestra victoria es mi victoria”, “toda India os estará observando”…

En definitiva, una película agradable de ver, con buena música, bonitas fotografías de la India y con interesantes lecciones sobre el deporte.

Si te interesa, aquí tienes una entrevista con JB Bernstein y Patel.

Se cae Contador y descarrilan las cuentas del Tour

Como todos los años el Tour de Francia llega a nuestras televisiones para amenizar las calurosas tardes de verano. A priori este Tour 2014 no incitaba a dormir la siesta ya que la mejor carrera del año aseguraba el ansiado enfrentamiento entre Froome y Contador. Tras la disputa de la Critérium du Dauphiné todo hacía presagiar que Contador y Froome serían los dos grandes aspirantes al título. Si bien, la lucha por el título parece que estaba cerrada a dos corredores, el acceso al pódium se encontraría más abierto que nunca con la participación de grandes outsiders como  Nibali, Talansky, Valverde, Rui Costa, Van den Broeck, Van Garderen o el propio Mollema.

Como vimos el pasado lunes, parte de estos pronósticos se vieron truncados tras los abandonos Alberto Contador y Chris Froome. Este contratiempo no solo ocasionó la decepción en los espectadores que aguardaban la llegada de las etapas de montaña, si no que afectaría directamente a las audiencias de televisión y a los propios objetivos económicos de los equipos Tinkoff-Saxo y Sky.

Si nos centramos en los premios económicos obtenidos tras la celebración de las 10 primeras etapas, podemos apreciar como los equipos de los principales favoritos se encuentran hundidos en la clasificación. 

Ilustración 1: Premios acumulados a día 14.07.2014

Ilustración 1 Premios acumulados a día 14.07.2014

Fuente: Inrng.com

Con toda la montaña de los Alpes y Pirineos por llegar, es de esperar que equipos creados en base a un líder sólido que apueste por la general, obtengan mínimas ganancias en la primera semana de competición. Nadie podría esperar que a estas alturas los dos grandes favoritos se encontrasen fuera de carrera, pero este es el problema al que se enfrentan sus respectivos equipos. En el caso de Team Sky, este contratiempo se solventa con la apuesta por la general por parte del gregario de lujo de Froome, Richie Porte. Más complicado lo tiene el Tinkoff-Saxo, sin un hombre para la general que aspire a los 450.000 euros, lucharán por ganar alguna etapa que les permita maquillar esta catastrófica participación en el Tour.

Además de para los equipos, las alarmas también saltaban para las televisiones. Como podemos apreciar en el siguiente gráfico de curvas de audiencias, una vez comenzada la emisión en La 1 de TVE, se experimenta un pequeño aumento en el inicio de la conexión y a continuación un descenso gradual. Este fenómeno explicaría la bajada de las audiencias tras el anuncio del abandono de Contador que se produjo en el inicio de la conexión. Las audiencias solo volverán a remontar con la llegada a meta de Nibali, ganador de la etapa, para más tarde caer en picado con la celebración del pódium.

Ilustración 2: Curvas de audiencia 14.07.2014

Ilustración 2 Curvas de audiencia 14.07.2014

Fuente: Audienciastv.es

Ilustración 3: Share por franjas horarias 14.07.2014

Ilustración 3 Share por franjas horarias 14.07.2014

Fuente: Audienciastv.es

La pérdida de interés por esta carrera cuando no contamos con  corredores españoles luchando por la general, queda demostrada si tenemos en cuenta las audiencias de distintos años. En el año 2012 ningún español terminó entre los 5 primeros de la general lo que se vio reflejado en las audiencias. Como podemos observar las audiencias de ese Tour son aceptables en términos medios, pero no alcanzan grandes picos en etapas de montaña donde en otros años se disparan tras las espectaculares actuaciones de Contador, Joaquim Rodríguez, Valverde o Samuel Sánchez.

Ilustración 4: Audiencias del Tour de Francia

Ilustración 4 Audiencias Tour Francia

Fuente: Cobblesandhills.com

Pero no todos van a ser efectos negativos. Como viene siendo habitual, con la celebración de la tercera gran vuelta en nuestro territorio al final del calendario, son muchos los corredores que tratarán de resarcirse de un mal Tour. A la ya confirmada participación de Nairo Quintana, actual ganador del Giro de Italia, Joaquim Rodríguez o Bradley Wiggins, se sumarían otros de la talla de Chris Froome o Contador, en caso de recuperación de su caída, lo que proporcionaría a la Vuelta España de una de las mejores listas de inscriptos de su historia .Esta gran cantidad de peces gordos peleando por el maillot rojo dispararía las audiencias de la carrera, convirtiéndola sin querer en la más atractiva del año.

Autor: Alberto Rodríguez Rodríguez

Alemania vs Brasil: Razones económicas de la goleada de la Mannschaft

El pasado martes millones de personas contemplaron el “mineirazo”, la versión del siglo XXI del celebre “maracanazo”. En un día que ya es historia del fútbol, Alemania vencía a Brasil por siete tantos a uno. Desde entonces todo el mundo se pregunta por las causas de una derrota tan sonrojante. El presente artículo tratará de explicar dicha derrota desde un punto de vista económico.

La primera semifinal del Mundial de Brasil 2014 enfrentaba a dos selecciones con una enorme historia en los mundiales, ya que entre las dos acumulaban hasta ese día 8 finales mundialistas. Más allá del terreno de juego, el partido reunía a dos equipos que juntos conformaban el partido con el valor más alto del mercado y también de la historia. Según la consultora Pluri, los 46 jugadores que componen ambas plantillas están valorizados en unos US$ 1.500 millones.

La selección europea obtiene un valor de mercado aproximado de US$ 670 millones, ligeramente superior a la selección brasileña, por valor de US$ 651 millones. Considerando únicamente a los titulares, el valor de la selección alemana alcanza US$ 484,25 millones, por encima de la selección brasileña, que alcanza los US$ 351,91 millones.

Entre los que defienden que las ausencias de Thiago Silva y Neymar fueron claves en la derrota de Brasil, es interesante destacar que solamente estos dos jugadores valen en conjunto US$ 143 millones. El delantero y el central de la “Canarinha” representan el 28,89% del valor total de la selección brasileña. Si estos dos jugadores hubiesen formado parte del once titular el valor de mercado de Brasil hubiese alcanzado los US$ 494,91 millones.

Si asociamos la calidad en un terreno de juego a un salario más elevado, los jugadores de la selección alemana tienen unas retribuciones superiores a los jugadores de la selección sudamericana.

 Salarios netos de la temporada 2013/2014 (millones de €)

Fuente. Elaboración propia

 

Mientras que Neymar y Thiago Silva tienen unos salarios muy por encima del resto de sus compañeros, los sueldos de los integrantes de la selección germana tienden a ser más homogéneos. De los jugadores que se han considerado, la diferencia entre el que más cobra y el que menos es de 14,5 millones de euros en Brasil y 9,5 millones de euros en Alemania.

Ampliando el análisis acerca de la valoración económica de las selecciones nacionales, es importante destacar que tres de las cuatro selecciones más valoradas han llegado a las semifinales del Mundial. España, a pesar de ocupar el primer puesto en este ranking, no fue capaz de superar la fase de grupos. Holanda, situada en la novena posición, alteró este orden establecido y logró llegar al penúltimo partido del torneo en el que sucumbió ante Argentina.

Valoración económica de las selecciones nacionales

valoración económica selecciones nacionales

Fuente. Elaboración propia a partir de fútbolfinanzas.com

 


Referencias:

Autor: Carlos Gómez Barge