Cómo se vive el deporte: distintos continentes, distintos modelos

Autora: María Florencia Fernández Caruso (MBA Deporte Universidade de Vigo)

El deporte siempre ha sido -aunque hoy en día aún con más fuerza- una actividad muy importante en cualquier país. Es muchísima la cantidad de gente que involucra, y ni hablar de la inversión e ingresos que significa. La organización del deporte profesional es, a veces, la clave para explotar mejor estos recursos. Las potencias de Estados Unidos y Europa son dos polos opuestos en sus modelos organizativos.

Por un lado, tenemos el modelo de franquicias o también conocido como el sistema de ligas cerradas americana. La palabra franquicia se suele asociar a un concepto económico, por lo que verla desde un punto de vista deportivo puede ser algo confuso. En 1946 un grupo de empresarios decidieron crear dicho modelo en el baloncesto, que luego trascendería a los demás deportes.

El modelo de franquicias se trata de un grupo de inversores que adquieren un equipo de una ciudad. Desde la selección en el Draft anual[1], con el objetivo de hacer un reparto equitativo, los equipos de peor ubicación en la liga regular son los primeros en elegir a los mejores jugadores universitarios. Este modelo también implica que todos los jugadores comiencen la temporada con un mismo salario, además de la negociación conjunta de los derechos de retransmisión y la redistribución de ingresos. Todo esto con el objetivo de garantizar un equilibrio en la competición y un cambio, dentro de todo, en los equipos ganadores.

Por otro lado, se encuentra el sistema de promoción de campeonatos o ligas abiertas, como es el caso de Europa y Sudamérica. Este modelo de organización se basa en el ascenso y descenso de los equipos[2], rigiéndose con el sistema de transferencias obligatorias. Los equipos con peor desempeño descienden a una categoría inferior, mientras que los mejores ascienden a una categoría superior. Casi siempre se respeta el mismo número de descendidos que ascendidos, para mantener el tamaño del campeonato.

Respecto a los jugadores, el modelo de ligas abiertas permite la contratación y fichaje de cada jugador de acuerdo a la situación económica del club, teniendo el beneficio siempre de poder ascender -o incluso descender- a uno formado en la cantera del club y dándole mayor experiencia.

Las diferencias son claras entre un modelo y el otro, así como también su forma de organización y objetivos que persiguen. Las ligas americanas buscan la rentabilidad económica con una visión pura y dura de una empresa. En cambio, en Europa se busca tener buenos resultados deportivos y profesionalizar a los deportistas. A simple vista se pueden diferenciar dos industrias: entretenimiento según el régimen americano y la pasión por competir en el modelo europeo.

El sistema americano responde a un modelo de negocio; se ofrece un producto y se busca venderlo. Si nos centramos en el ámbito deportivo, la característica esencial de las franquicias es la estabilidad de los equipos, no existe la motivación de mantener la categoría ni el nerviosismo de descender, sino de superar resultados. El atractivo de este modelo no es la pelea por el campeonato y por cuidar la categoría, sino superarse constantemente para que sus resultados no sean quienes lo perjudiquen e impacten económicamente. Su principal objetivo es brindar un entretenimiento para los aficionados y, por lo tanto, ser rentable para sus inversores. Es una relación de win-win.

Cabe mencionar la relación que el deporte tiene con la vida estudiantil. Las competiciones se hacen a la par de una carrera universitaria y después de haber culminado los estudios, pueden ser elegidos en el Draft anual. Existen excepciones, pero sin duda es un aspecto envidiable en el que la excelencia deportiva va acompañado de un buen estudio.

A veces por pensar en fútbol nos olvidamos que, si no se les inyectan nuevos atractivos a otros deportes, estos pierden el interés de la gente. Las cuatro grandes ligas profesionales de EE.UU. (MLB, NBA, NHL y NFL) tienen un gran atractivo en el público, y esto sucede entre otros factores por el timing de los eventos. La estacionalidad es tan importante como su organización, ya que se intenta que las competiciones no coincidan para obtener mejores beneficios en derecho de transmisión y para captar la total atención del aficionado. En cambio, en Europa ocurre que a veces uno debe optar por  más de un deporte. Igualmente, sin duda, las competiciones europeas de fútbol (Liga de Campeones de la UEFA, Premier League, Copa del Rey, etc.), no se igualan con ningún otro campeonato en las emociones que despierta al aficionado.

Ambos modelos son criticables, pero si se quiere pensar a futuro el modelo americano es un buen ejemplo organizativo, donde la atención se centra en el usuario que es quién decide consumir o no un deporte. Una recomendación sería una distribución homogénea del talento deportivo, para así mantener esa incertidumbre sobre el resultado que tanto se habla. Además, la aplicación de restricciones en el mercado laboral y una mejora en la distribución de ingresos, para que todos los equipos tengan igualdad de condiciones y sean competitivos. Pero aquí entraría la interrogante, ¿qué es más importante una liga competitiva o que los mejores equipos sean los ganadores?

 

[1]NFL (2016). How the Draft Works | NFL. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=Q9TwotB878w [3 de Diciembre 2018]

[2]20Minutos.es (2018). Ascensos y descensos en el fútbol en España: cómo funciona. 20minutos. Disponible en: https://www.20minutos.es/deportes/noticia/ascensos-descensos-futbol-espana-3333305/0/ [3 de Diciembre 2018]

Anuncios

LA NUEVA RED SOCIAL: DEPORTE

Autor: Iago Presas (MBA Deporte Universidade de Vigo)

El deporte aporta muchos beneficios, rápidamente se nos viene a la cabeza a todos la salud, la forma física , el ocio, el bienestar mental, la educación, pero no todo el mundo lo comparte como fenómeno social, es decir, como forma de relacionarse, lo cual es hoy en día una realidad.

Actualmente son muchas las redes sociales donde la gente se relaciona con sus amigos e incluso con gente que no conoce, donde se pueden expresar las ideas personales, opiniones y donde existe un sentimiento de pertenencia a una comunidad o grupo. Pues bien, el deporte se podría considerar a día de hoy, como la nueva red social, bajo el punto de vista de una gran parte de la sociedad, mejor que Facebook o Twitter.

RED SOCIAL

Nº USUARIOS (MILLONES)

FACEBOOK

1650

TWITTER

300

INSTAGRAM

400

DEPORTE

¿CUANTOS?

Elaboración propia a partir de http://www.webempresa20.com/blog/las-30-redes-sociales-mas-utilizadas.html

¿Porqué? Seguro que existen críticos a esta afirmación y también defensores, al igual que numerosos puntos de vista pero la realidad es que el deporte hace que te relaciones directamente con otra gente. Practicar deporte es una red social viva, porque nos acerca a otras personas. Podríamos considerarlo por las siguientes razones:

  • Cuando realizas un deporte por gusto, es decir, por afición, ya compartes algo en común con el resto de los participantes, bien sean compañeros o contrincantes. Este lazo en común provoca que haya complicidad y por lo tanto que la gente se relacione. Da igual que hablemos de salir a correr habitualmente, ir al gimnasio, natación, o que se practique deporte de equipo, en todos ocurre lo mismo.
  • Relacionarse con menos barreras porque al compartir todos el gusto por la práctica deseada es más fácil que puedas opinar libremente sin presiones.
  • Al realizar la misma actividad deportiva la gente comparte una escala de valores (esfuerzo, fraternidad, disciplina, respecto, etc.) en común, lo que provoca que las personas se acerquen y establezcan conversaciones.
  • Siempre que se realiza un deporte nos permite tener la posibilidad de acceder a numerosos clubs, en los cuales se socializa y se conoce a gente con los mismos gustos.
  • Cuando realizamos deporte, es decir, cuando hacemos lo que nos gusta, estamos más seguros de nosotros mismos y eso se refleja. El claro ejemplo lo tenemos en la gente que queda para salir a correr: quedan en un sitio, hacen su sesión de running y luego quedan para otros días. En esos casos las conversaciones que fluyen son amenas ya que se habla sobre como ha ido la carrera principalmente. A medida que las quedadas son más frecuentes y los lazos de amistad avanzan, habrá otro tipo de conversaciones que también serán fáciles por la costumbre de verse a menudo.
  • Todo esto junto, provoca que se amplíen amistades, que se conozca a más gente, y sobre todo, en contacto directo. Mucha gente inicia actividades deportivas para conseguir aumentar sus círculos de contactos.

En definitiva, el deporte es una red social muy activa y muy eficaz, que cuenta con una peculiaridad fundamental respecto a las redes sociales convencionales, se mantiene contacto directo con las personas, no a través de dispositivos electrónicos.

Deberíamos pensar en cuál sería el número de usuarios del deporte.

Referencias:

¿Se puede mejorar la experiencia de la actividad física?

Autor: David García (Director Comercial de Zen Mirror)

Es una realidad el hecho de que las sociedades desarrolladas tiendan a la eficiencia, a desarrollar y mejorar procesos productivos para hacerlos más rápidos, a construir medios e infraestructuras de transporte más veloces y en definitiva, a ofrecer diversas facilidades a la población para que tengan una vida más cómoda y simple frente a la complejidad que predominaba en el pasado. Es en este tipo de sociedades donde se puede ver un patrón de comportamiento muy marcado, ya que los integrantes despiertan una concienciación por lo natural y el medio que les rodea, que se hace visible en la preocupación por su propia salud y bienestar. Por ello deciden realizar un tipo de prácticas beneficiosas dentro de su vida rutinaria bajo lo que llamamos deporte.

Ello se debe a que en este tipo de sociedades los pilares sobre los que se sustenta la ya archiconocida pirámide de Maslow, están cubiertos, por ello los integrantes avanzan hacia escalones de niveles superiores, y  tienden a buscar su propia autorrealización.

Está demostrado que una práctica deportiva moderada y de forma regular produce infinidad de mejoras en nuestro organismo, como por ejemplo la liberación de endorfinas, mayor elasticidad, incremento de la calidad de vida, etc. Ahora bien, a pesar de hacer deporte de forma controlada, existen una serie de efectos negativos que se manifiestan en el cuerpo y para los cuales, muchas veces, la solución es el reposo temporal, o bien, la aplicación de soluciones que en ocasiones distan de ser más o menos efectivas.

Al hablar de efectos negativos nos referimos a las agujetas y la carga muscular, y al mencionar soluciones destacamos geles fríos y piscinas de hielo entre otros, puesto que son los más asequibles. Llegados aquí, no vamos a numerar los distintos remedios caseros que existen para las agujetas, puesto que la mayoría son bulos y carecen de rigor.

En un mundo donde la rapidez y la funcionalidad son dos de las características que marcan el presente, un deportista, ya sea amateur o profesional, exige que dichas cualidades también se perciban en los productos que utiliza para minimizar las consecuencias de las agujetas y carga muscular.

Una innovación en este campo sería combinar en un único producto los beneficios de un gel de baño (función higiénica) con los beneficios de plantas que pudieran de algún modo eliminar o suavizar las consecuencias que derivan a nivel muscular de la práctica deportiva y que ya hemos mencionado. Esta novedad cumpliría con la exigencia de las sociedades modernas: un producto fácil de usar (simplicidad) y que respecta al medio ambiente al ser natural. Afortunadamente existe y ya se está utilizando para ayudar a los deportistas a acortar su periodo de recuperación y que así puedan rendir más en el momento de afrontar su actividad física.

En la ciudad de Ourense ha nacido una propuesta emprendedora que está comenzando a hacerse un hueco en el mercado y a hacer ver que la eficiencia no está reñida con la comodidad y con la naturaleza.  Además propone una filosofía interesante que se puede consultar en la página web de Zen Mirror.

A veces, los inventos más sencillos son los más difíciles de ver. A pesar de todo, como dice la frase de Pau García Milá, y que inspiró su libro “Está todo por hacer”.