Conor Mcgregor, carisma, polémica y venta de imagen en el deporte.

Autor: Álvaro García Fernández (MBA Deporte Universidade de Vigo)

conor-mcgregorLa realidad en algunos casos supera a la ficción, imagínense a un joven muchacho irlandés que debe recurrir a la beneficencia para poder comer, gran seguidor del Manchester United, juega al fútbol. Tras ser sometido a acoso por parte de algunos chicos de su edad se introduce en el mundo de las artes marciales mixtas, en primer lugar con el único objetivo de defenderse. Al ver que tenía potencial en este ámbito, decide abandonar el fútbol para centrarse de pleno en las artes marciales, compaginándolo al principio con su trabajo como fontanero ayudando a su padre [1]. A día de hoy ese chico es uno de los deportistas mejor pagados del mundo y la estrella absoluta del Ultimate Fighting Championship UFC.

No es necesario que se lo imaginen pues existe, su nombre es Conor Mcgregor. ¿Pero qué hay detrás de esta vertiginosa progresión? En primer lugar hay calidad en cuanto a la acción deportiva se refiere pero ¿Es esto suficiente? La respuesta es no.

Lo que diferencia a Conor de otros luchadores principalmente es su imagen, una estética muy cuidada que busca potenciar su carácter e impresionar a sus rivales. Suele vestir ropa muy llamativa y cuida su corte de pelo, de hecho se ha convertido en el mayor icono de la moda en Irlanda en los últimos 20 años [2].

Por otra parte complementa dicha imagen con su carisma, nunca evita la polémica y cuando habla no deja indiferente a nadie, ya sea a través de los medios de comunicación o a través de sus redes sociales, para él no existe la publicidad negativa [2]. El hecho de que caliente cada combate y se autoproclame como ganador mucho antes de la realización del mismo, hace que sobre sus combates se creen unas expectativas enormes y más teniendo en cuenta que sus predicciones son un tanto subjetivas, ya que a pesar de su percepción como claro vencedor sus rivales tienen mucho nivel. Esta seguridad en sí mismo, su juego psicológico antes de los combates y la incertidumbre de los resultados hace que los aficionados llenen las salas, él intenta acabar los combates por la vía rápida y además corre riesgos que otros luchadores no asumen, cediendo ante muchos requisitos que algunos rivales plantean para enfrentarse a él [3].

Mc Gregor se ha convertido en el luchador más rentable para la UFC y esto ha hecho que muchos de sus rivales se beneficien de su cartel, ya que ellos ganan más dinero si Conor encabeza las carteleras. Los datos de audiencia son utilizados por Conor a la hora de negociar sus contratos, casi siempre al alza. El hecho de que la UFC acabe de ser vendida por unos 4 billones de dólares,  es un claro indicador del auge que está teniendo este tipo de negocio [4].

A modo de reflexión considero que el afán de algunos luchadores por llamar la atención ha hecho que se pierdan las formas y en muchos casos los valores deportivos. Lo que está claro es que Conor ha demostrado que estar en el candelero y crear polémica ha generado un auge del seguimiento de este espectáculo. Resulta llamativo como un deportista ha logrado sacar tanto partido a su imagen en un periodo de tiempo relativamente corto y como ha sabido venderse creando una imagen detrás de sus habilidades deportivas que hacen que sea noticia dentro y fuera del octógono.

 

Referencias bibliográficas:

-[1] García, Á. (2016) ‘’Conor Mcgregor de fontanero a la lista forbes’’  ABC Deportes. Recuperado de  http://www.abc.es/deportes/abci-conor-mcgregor-ufc-lista-forbes-fontanero-201606100831_noticia.html

-[2]  Bargueño, M.A. (2016) ‘’Posiblemente, el hombre más bestia (y a la vez ‘cool’) de la Tierra’’ El País Icon. Recuperado de https://goo.gl/h25E91

-[3] Del Río J. (2016) ‘’¿Por qué Conor Mcgregor es el rey de la UFC?’’ Diario Marca. Recuperado de http://www.marca.com/combates-ufc/2016/08/24/57bc1e4046163f870a8b4645.html

-[4] Kallás F. (2016) ‘’Polideportivo: la UFC es la organización deportiva más cara de la historia’’ Diario As. Recuperado de http://masdeporte.as.com/masdeporte/2016/07/11/polideportivo/1468239543_889608.html

Anuncios

Deporte, salud y sector público

Autor: Alejandro Feijoo López (MBA Deporte Universidade de Vigo)

El deporte (en su concepto global y el ejercicio saludable más concretamente) debería tener un papel fundamental en la sociedad, principalmente por los beneficios en materia de salud (Pate et al., 1995; Warburton, Nicol, & Bredin, 2006) que este puede aportar, tanto a nivel personal como en el conjunto del colectivo social.

No es de extrañar pues, que todos los organismos y estamentos europeos y nacionales se suban al carro de la promoción y la puesta en valor de los beneficios del mismos (Comisión Europea, 2007; Consejo de Europa, 1992; “Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte”; “Ley 3/2012, de 2 de abril, del deporte de Galicia”) a través de leyes, comunicados, cartas y demás declaraciones. Sin embargo, de la misma manera que las instituciones públicas emplean la buena imagen de la inauguración de instalaciones (véase las famosas fotos en las rotondas, aeropuertos, instalaciones, etc…) el hecho de sumarse a la promoción deportiva, queda muy bonito en el expediente político y da buena imagen en los medios; aunque en la realidad, la voluntad por el cambio acaba llegando de los estamentos más bajos en cuanto a poder político, mientras las altas esferas no tiene al deporte orientado hacia la salud entre sus prioridades.

Pese a lo anterior, la realidad social es que nos encaminamos a un país sedentario y obeso (Consejo Superior de Deportes, 2016; OMS, 2016), que existe una demanda por parte de la población de esos beneficios asociados al deporte saludable y que el hecho de no manifestarse dichos beneficios produce un gran impacto en la calidad de vida de la población y repercute directamente en el gasto sanitario del sector público (Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, 2016; ISCA, 2015; Katzmarzyk & Janssen, 2004; Pratt, Norris, Lobelo, Roux, & Wang, 2014; Secretaria General de l’Esport, 2006).

En esta realidad también es tangible la masa de profesionales del sector deportivo cualificados para desarrollar un papel que otorgue dichos beneficios a la población y que en un porcentaje altísimo (por no decir el 100%) se ven orientados al sector privado, con la consecuente infravaloración y explotación que este propone; contando con la venia de las autoridades públicas y en beneficio del empresario de turno, siendo una vez más los afectados los propios ciudadanos.

Desde mi humilde punto de vista, el éxito de las propuestas a las que tanto se afanan en adherirse los organismos públicos, vendrá dado por la capacidad de integrar en el sector público a los profesionales que cumplan una demanda real, como es la necesidad de la práctica deportiva saludable para contrarrestar los efectos del sedentarismo y los malos hábitos alimentarios; siendo capaces de organiza una estructura que integre a los profesionales del deporte y los coordinándolos con el trabajo multidisciplinar del resto de profesionales que tiene cuestiones en común con la salud del paciente, otorgando de esta forma los beneficios del deporte a la masa social en su conjunto, sin que esta tenga que depender del beneficio que empresas privadas puedan obtener de su servicio.

Señores, los efectos del ejercicio (Haskell et al., 2007; Kannel et al., 1979) saludable son incuestionables, así como lo son los efectos del sedentarismo y los malos hábitos alimentarios(Biolo et al., 2005; Blair & Brodney, 1999). En la medida que el sector público se dé cuenta que es una demanda real y que es una obligación de este sector el cubrirla y garantizarla a toda la población, avanzaremos como sociedad en materia de salud.

 

Referencias

Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte. (2016). Actividad física y prevalencia de patologías en la población española.

Biolo, G., Ciocchi, B., Stulle, M., Piccoli, A., Lorenzon, S., Dal Mas, V., … Guarnieri, G. (2005). Metabolic consequences of physical inactivity. Journal of Renal Nutrition, 15(1), 49–53.

Blair, S. N., & Brodney, S. (1999). Effects of physical inactivity and obesity on morbidity and mortality: current evidence and research issues. Medicine and Science in Sports and Exercise, 31(11 Suppl), S646-62.

Comisión Europea. (2007). Libro Blanco del Deporte.

Consejo de Europa. (1992). Carta Europea del Deporte.

Consejo Superior de Deportes. (2016). Anuario de estadísticas deportivas.

Haskell, W., Lee, I.-M., Pate, R., Powell, K., Blair, S., Franklin, B., … Bauman, A. (2007). Physical Activity and Public Health: Updated Recommendation for Adults From the American College of Sports Medicine and the American Heart Association. Circulation, 116.

ISCA. (2015). The economic cost of physical inactivity in Europe. Centre for Economics and Business Research.

Kannel, W. B., Sorlie, P., A, K., Walker  SH, D. D., T, G., Hunter  JD, N. E. H. J. et al, … Morris  JN, C. M. (1979). Some Health Benefits of Physical Activity. Archives of Internal Medicine, 139(8), 857.

Katzmarzyk, P. T., & Janssen, I. (2004). The Economic Costs Associated With Physical Inactivity and Obesity in Canada: An Update. Canadian Journal of Applied Physiology, 29(1), 90–115.

Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte. (1990). BOE Núm. 249.

Ley 3/2012, de 2 de abril, del deporte de Galicia. (2012). DOG Núm. 71.

OMS. (2016). Obesity and overweight. World Health Organization.

Pate, R. R., Pratt, M., Blair, S. N., Haskell, W. L., Macera, C. A., Bouchard, C., … King, A. C. (1995). Physical activity and public health. A recommendation from the Centers for Disease Control and Prevention and the American College of Sports Medicine. JAMA, 273(5), 402–7.

Pratt, M., Norris, J., Lobelo, F., Roux, L., & Wang, G. (2014). The cost of physical inactivity: moving into the 21st century. Br J Sports Med, 48, 171–173.

Secretaria General de l’Esport. (2006). Estudio del impacto economico de la practica deportiva en el gasto sanitario. Atlas Sport Consulting.

Warburton, D. E. R., Nicol, C. W., & Bredin, S. S. D. (2006). Health benefits of physical activity: the evidence. CMAJ : Canadian Medical Association Journal = Journal de l’Association Medicale Canadienne, 174(6), 801–9.

S.O.S. Adaptaciones reglamentarias nuevas para antiguos problemas

Autor: Alexandre González (MBA Deporte Universidade de Vigo)

Las federaciones de fútbol y tenis se encuentran entre ese grupo de federaciones, que presentan, históricamente, una mayor tendencia al inmovilismo respecto a sus reglamentos de juego. En el primer caso, veremos unas propuestas que afectarían al fútbol base gallego, mientras que el planteamiento del tenis emana de la ITF (Federación Internacional de Tenis), afectando a todos los niveles competitivos, con la mente puesta en la televisión.

La FGF (Federación Gallega de Fútbol) celebró una reunión recientemente, cuya conclusión final es la necesidad de realizar cambios en los reglamentos del fútbol base. Entre las posibles adaptaciones, que entrarían en vigor en la próxima temporada 2017-18, siempre y cuando fuesen aprobadas por la Asamblea, previo análisis del Comité del fútbol base, encontramos propuestas como: congelación de resultados a partir de una cantidad de goles, cambios volantes, eliminar listas de goleadores, ajustar los tiempos de juego a las edades y frenar la violencia en los terrenos de juego en relación a los padres.  Estos cambios para adaptar el balompié a los más pequeños, aunque caminan en la dirección adecuada, son insuficientes, puesto que se han olvidado de otras adaptaciones básicas que respeten el nivel de maduración física y  psíquica de los más pequeños.

En un partido de fútbol-7 de categoría benjamín presenciado recientemente, bastaron 5 minutos, para que uno de los porteros encajara 3 goles de factura similar; imagínense el resultado final del marcador. El delantero, en las 3 ocasiones, tan sólo tuvo que levantar el balón por encima del guardameta, ante la mirada de impotencia de este último. ¿Tan difícil es adaptar las porterías a las medidas antropométricas de los más pequeños? Por otro lado, también es habitual, ver a los jugadores de estas categorías perdidos por el campo o exhaustos, al no poseer todavía el suficientemente desarrollada la percepción y estructuración espacio-temporal en el primer caso, o, por no tener un desarrollo de sus capacidades físicas básicas adecuadas para el terreno de juego. ¿No será necesario reducir las dimensiones de los campos de fútbol en estas categorías? Y cuando hablamos de estas categorías, nos referimos a benjamines  y categorías superiores, puesto que las competiciones regulares de pre-benjamines y biberones, en nuestra humilde opinión, son auténticas aberraciones que nada tienen que ver con el deporte formativo.

Consideramos que no es suficiente eliminar las listas de goleadores tal y como proponen, el enfoque debe ser más integral y orientado a tratar a los niños como tales, y no como adultos en miniatura. Por ello, tendrían que meditar seriamente la desaparición, o al menos, cambiar el enfoque de los suplementos periodísticos que abordan el fútbol base en los distintos medios. No tienen nada que envidiar a Marca. Del mismo modo que el torneo de Brunete, no tiene nada que envidiar a la Champions. ¿Se le puede llamar a esto deporte de base? ¿Están los niños de las categorías de formación preparados y suficientemente maduros para ser tratados de forma similar a las grandes estrellas del fútbol? Entre otras consecuencias, quemar etapas para alcanzar el máximo rendimiento provoca, cada vez, a edades más tempranas, ansiedad competitiva, síndrome de “burn out”, abandono prematuro de la práctica deportiva, etc… Nuestras acciones son como un boomerang, y tarde o temprano se vuelven contra nosotros, para bien o para mal.

En cuanto al tenis, a pesar de que en líneas generales sus reglamentos también son resistentes al cambio, en los últimos años han desarrollado adaptaciones tan brillantes como el tennis 10s de la ITF o el circuito Gadis, iniciativa autonómica de la FGT (Federación Gallega de Tenis). El tennis 10s no es más que la reducción del tamaño de la pista, así como el bote y la velocidad de la pelota, en 3 niveles diferentes, según la edad de los jugadores. Mientras que el circuito Gadis, es una liga regular participativa, no competitiva, para tenistas en formación.

Pero la última y más reciente modificación, introducida en el reglamento por la ITF, y que se aplicará como método de puntuación alternativo la próxima temporada, es la norma FAST4. ¿Qué es esto? De forma resumida, básicamente, se trata de reducir los sets a 4 juegos en lugar de 6; al llegar a 3-3 se jugará un tie-break corto a 5 puntos; desparece el let del servicio (sigue en juego la pelota tras un servicio que toque la red y entre); por último, al llegar a “Deuce” desaparece la ventaja (el ganador del siguiente punto gana el juego). Esta norma FAST4 puede estar bien para categorías inferiores, siempre y cuando los niños disputen más de un partido en la misma jornada, pues se corre el peligro de que con esta norma sean excesivamente cortos. De hecho,  la duración de partidos profesionales de exhibición aplicando el FAST4, oscila entre 30´y 1 hora.

Es un método de puntuación alternativo orientado, a todas luces, a aumentar la tensión de los encuentros y  reducir la duración de los mismos, posibilitando una mayor agilidad y variedad en la programación deportiva televisiva. Los minutos son oro en televisión, y los partidos excesivamente largos perjudican el negocio. Pero, ¿está dispuesto un espectador, tanto en la pista, como a través de su televisor, a pagar por un partido de 30´? Bien es cierto que, tampoco es normal, que la ITF siga anclada en el pasado, disputando al mejor de 5 sets tanto los Grand Slam como la Copa Davis, competiciones que dirige dicha federación. En este sentido, la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales), responsable de los Masters 1000, acertó en el 2007, al reducir las finales del circuito de 5 a 3 sets. Es decir, del mismo modo que no es atractivo para un espectador un partido de 30´, tampoco lo es otro de 5 horas. Una buena medida sería aplicar un método de puntuación alternativo, aprobado también por la ITF, y muy extendido en los torneos de Galicia: el “super tie-break” en el 3º set; esto es,  jugar un tie-break a 10 puntos cuando los jugadores llegan al 3º set. La crítica hacia este método, proviene de estudios, que indican relajación al inicio de un nuevo set por parte del tenista ganador del set precedente, lo que provoca cierta ventaja en el “super tie-break” a favor del jugador que se llevó la primera manga.

Lo realmente importante es que las reglas de juego de ambos deportes estén en constante observación y revisión, pero, de todas estas adaptaciones y propuestas, ¿cuáles se harán firmes en el futuro? Toca esperar.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/deportes/2016/11/15/congelacion-resultados-futbol-base/0003_201611G15P45992.htm

http://www.tennisplayandstay.com/tennis10s/overview.aspx

http://www.fgtenis.net/arbitraje/publicaciones/itf-reglas-tenis-2016-nuevo-tanteo-fast4-92393.html

Ideales, valores, comercialización y deporte

Autor: Cristina Alonso Teixeira (MBA Deporte Universidade de Vigo)

En la actualidad, la comercialización de la práctica deportiva es algo que no se puede desligar del producto intrínseco en sí: el espectáculo. Es cierto que la mayor parte del mercado está concentrado en el deporte de élite y en modalidades deportivas muy ligadas a los gustos de la población. En el caso de Europa lo más seguido es el fútbol luego, ya ha cierta distancia, el baloncesto. Por contra en EEUU no es el fútbol (MSL) el deporte rey sino que comparte estrado con las ligas de baloncesto (NBA), hockey (NHL), fútbol americano (NFL), baseball (MLB).

 

La comercialización deportiva hace que el producto (espectáculo y derivados) llegue al espectador a través de vías muy distintas: tv, camisetas… los productos que consume el espectador representan valores ya bien sea de instituciones (equipos) o jugadores. Las instituciones y jugadores, a través de los valores que representan, se convierten para espectadores y no espectadores en un ejemplo; ideales a los que intentar parecerse o a los cuales imitar. Esto sucede o bien por la necesidad de búsqueda de ideales por parte del ser humano, o por la necesidad de no desentonar en una sociedad muy marcada por corrientes morales, éticas y de comportamiento.

 

Las superestrellas del deporte son un buen elemento transmisor de valores morales, costumbres, hábitos y modelos de vida. Ideales que, en muchos casos, en etapas tempranas de la infancia se traducen en ídolos que marcan las primeras ideas de futuro de los niños. ¿Cuántos niños después de descubrir su deporte favorito no quieren ser deportistas de esa modalidad deportiva? Todo esto tiene que ver con la manera en que está posicionado “el ideal” en la mente humana. Pero no solo se posiciona mediante los medios de comunicación, agentes de comercialización del bien… sino que el núcleo familiar de la persona que se ve influida, en este caso un niño, también juega un papel importante.

 

El proceso de búsqueda de ideales a través del deporte, no solo se da en personas ligadas de manera directa al deporte en cuestión (entiéndase aficionados, seguidores…), también ocurre en espectadores puntuales, en personas no ligadas a ello, etc. Siguiendo con el ejemplo de los niños: un niño que no conozca nada del fútbol y que escuche de sus compañeros que Cristiano Ronaldo es el mejor futbolista del mundo, probablemente lo interiorice y sea conductor de esa idea hacia otros sujetos.

 

Existen dos posturas contrapuestas desde el punto de vista ético de este fenómeno:

 

  • La parte negativa viene marcada por lo estrictamente comercial de la relación entre los valores y el deporte. El proceso se basa en crear reclamo mediante el posicionamiento de las estrellas deportivas en la mente del que será un posible aficionado activo en el futuro. Todo ello con la finalidad de que ese futuro sujeto aporte una rentabilidad a ese deporte. En líneas generales se podría decir que se necesita generar sentimientos con el único fin de comercialización actual o futura. Partiendo de lo anterior se podría decir que los valores intrínsecos e iniciales del deporte no existirían.

Los jugadores buscan sacar el máximo beneficio a su imagen, cosa que no es ilícita. Según Morgan W (1994) la comercialización, y solo este proceso, es lo que hace que el “valor principal” del deporte sea la búsqueda de dinero y esto, a su vez, sea el ideal traspasado a la sociedad. En el fondo chocan las expectativas de un aficionado (participante en el producto deportivo) y un sujeto que este fuera del producto deportivo pero al que le llegan los efectos del mismo.

 

  • La parte positiva en esta cadena de transmisión de valores va ligada a alcanzar una meta: la realización como persona. Existe por tanto un objetivo claro: la búsqueda de la excelencia en el plano personal. Es decir, el deporte como vehículo para la transmisión de valores que capaciten para ser mejores en el día a día. Tanto en el deporte profesional como en el deporte para todos esto se puede conseguir, para ello es necesario que el ser humano tenga capacidad crítica para escoger lo bueno y alejar lo malo.

 

Lo “bueno y lo malo” se pueden aprender en la calle, en la escuela, en casa… lo que se requiere es lo que todos los seres humanos sabemos hacer pero no siempre con el fin adecuado: capacidad crítica con lo que percibimos para intentar mejorar. El deporte es fundamental en muchos aspectos no solo en la infancia. El compañerismo, la tolerancia, la superación… son valores que no solo se deben buscar sino en los que toda persona relacionada con el ámbito deportivo se debe implicar.

 

 

 

 

Referencias:

 

García, D. (2011). Sports made in USA. Los deportes favoritos de los americanos. Recuperado de: http://sportsmadeinusa.com/especiales/los-deportes-favoritos-de-los-americanos/

 

Morgan, W. J. (1994). Leftist Theories of Sport: A Critique and Reconstruction. University of IL Press. Chicago.  

 

Sebastián, R. F. (2012). La comercialización del deporte desde la ética de la competición deportiva. Veritas, (26), 83-105. https://dx.doi.org/10.4067/S0718-92732012000100004

 

La política deportiva ante una nueva legislatura: una urgencia y cinco áreas prioritarias

Autor: José Francisco Armesto (Economista)

CSD

La configuración del nuevo gobierno mantiene al deporte dentro del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Lógicamente las funciones culturales y educativas del deporte justifican su encuadre dentro de este ministerio, si bien deben tenerse siempre presentes sus funciones sociales, de salud y económicas. Con la esperanza de que Deporte no sea simplemente una palabra que aparezca en esta cartera ministerial y que sus funciones no queden diluidas en un Ministerio de enorme transcendencia para la sociedad española, en este comentario me gustaría resaltar, de manera sintética, la verdadera urgencia en materia deportiva a la que se enfrenta el gobierno y cinco ámbitos de actuación que deberían estar presentes en todo momento en la agenda de los rectores del deporte español.

La actual Ley del deporte data del año 1990 (Ley 10/1990, de 15 de diciembre) por lo que urge una nueva ley propia del siglo XXI que se adapte a una nueva realidad resultado de las grandes y rápidas transformaciones vividas en los últimos años. Destacando los grandes avances que supuso la mencionada Ley en cuanto a la profesionalización de las estructuras deportivas o el reconocimiento de la relación entre deporte base y deporte profesional, la nueva ley de deporte deberá hacer frente a nuevos retos. En mi opinión, además de la consabida lucha contra el dopaje y el fraude, entre otros factores es obligatorio avanzar en materia de igualdad e integración; fomentar la mejora de la transparencia, buen gobierno y acceso a información pública; promover una mayor supervisión y control; o responder a la creciente vocación global del deporte que se refleja, por ejemplo, en el ámbito jurídico.

De lo mencionado anteriormente se pueden deducir los cinco ámbitos prioritarios a tener en cuenta. Los tres primeros, y sin que esto suponga un orden de prelación de las áreas a tratar, estarían estrictamente vinculados al ámbito deportivo: el deporte adaptado o deporte practicado por personas con alguna discapacidad, el deporte femenino y el deporte escolar. En el primer caso, no debemos olvidarnos de que los deportistas paralímpicos también son deportistas de alto nivel y deben ser tratados igual que todos los deportistas. Respecto al deporte femenino, deberíamos plantearnos como objetivo final que éxitos como los de Teresa Perales, Mireia Belmonte, Carolina Marín, Lidia Valentín, Teresa Portela, el balonmano o el baloncesto, entre otros muchos, no sean hechos aislados.

La consideración del deporte como actividad económica sería otra de las áreas prioritarias a tener en cuenta. Nadie puede obviar hoy en día la importancia del deporte como generador de riqueza (más del 2% del PIB en España) y empleo o como elemento importante que incide en la creación de imagen marca-ciudad. En este sentido, teniendo en cuenta el dinero público destinado a apoyar al sector deportivo en sentido amplio, sería conveniente la realización de análisis de impacto económico antes de financiar un evento deportivo: hay que impulsar la celebración de eventos deportivos, pero no de cualquier evento.

Finalmente, es necesario referirse a la formación como prioridad, que en mi opinión habría que abordarse desde dos puntos de vista diferentes. En primer lugar, hay que entender que los entrenadores también son educadores y que además de conocimientos deportivos, transmiten a los más pequeños (deporte base) valores muy importantes para su desarrollo vital. En segundo lugar, debido a la cada vez mayor profesionalización del mundo del deporte, es necesario formación en el ámbito de gestión estratégica y liderazgo.

Proyecto equipo de eSport Máster Universitario en Gestión Empresarial del Deporte

cartelesport10nov

Al hablar de deportes electrónicos, todavía hay quien no se hace a la idea de que un videojuego pueda considerarse un deporte. Más allá de buscar en las distintas definiciones teóricas de lo que es un deporte o justificar cada caso basándonos en distintos aspectos, la realidad nos ofrece una prueba irrefutable de que este fenómeno tiene fuerza y ha llegado para quedarse en el panorama deportivo mundial.

Recientemente se ha disputado el mundial de League of Legends. La semifinal ha tenido lugar en el Madison Square Garden y la final en el Staples Center. En el formato presencial se han llenado ambos estadios y las audiencias de retransmisión de la final supera el millón trescientos mil espectadores. Los premios que se otorgan en estas competiciones alcanzan cantidades abrumadoras, como el torneo The International de DOTA2, que entregó más de veinte millones de dólares, de los cuales al equipo ganador le han correspondido casi diez.

Si nos centramos en España, observamos que los deportes electrónicos avanzan con fuerza. Según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, junto con el Instituto de la Juventud de España, el sector de los videojuegos tiene una participación de casi el 50% de la población. Numerosos equipos como el Valencia FC, el Sevilla FC o el Baskonia disponen de equipos para competir en eSports y cada día son más los que se suman. Conociendo esto, no es de extrañar que esta misma semana se haya creado la Federación Española de Videojuegos y eSports.

Con estos datos es imposible no sentirse atraído por los eSport y todo lo que los rodea. Es por todo esto que desde el MBA Deporte lanzamos una interesante propuesta para la creación de un equipo de deportes electrónicos, de una o varias modalidades deportivas.

Sí estas interesado/a puedes consultar toda la información en nuestras redes:

Twitter: @MBAdeporte

Facebook: MBA en Deporte

Web: https://sites.google.com/site/mastergestiondeporte/home

Contacto: mbadeporte@uvigo.es

Una reflexión más sobre la Agenda 2020 y los JJOO

Autor: Cristina Alonso Teixeira (MBA Deporte Universidade de Vigo)

Las dimensiones que actualmente han tomado los JJOO, en todas las direcciones, hace que sea necesario profundizar en variables diversas del panorama social, político y económico que se interrelacionan con lo estrictamente deportivo de este evento. Para desarrollar de forma breve y ordenada el razonamiento voy a estructurar este comentario por partes: introducción, austeridad, subsedes, modalidades deportivas y conclusión.

Las empresas deportivas necesitan de otras empresas para producir su producto u output, ya que es un bien peculiar. El potencial del producto deportivo (en este caso los JJOO) es infinito, incluso para las empresas anexas que se benefician de él. Esto lo sabe el COI y lo utiliza para beneficiar sus intereses. En la actualidad son pocas las organizaciones que tienen el poder de llevar su producto de un lugar a otro. El Comité Olímpico Internacional tiene el monopolio de los JJOO que generan millones de beneficios de forma directa e indirecta, además de ello posee la potestad de elegir la ubicación donde se va desarrollar el evento deportivo. Esto, sin duda alguna, le confiere un poder que ninguna otra empresa deportiva posee.

Teniendo en cuenta el artículo sobre el que nos basamos y la Agenda 2020 podemos pensar que la candidatura de una futurible ciudad olímpica vendrá financiada por el sector público (principal promotor de deporte e general) más la aportación del COI. Actualmente es indudable que la moderación económica debe primar en cualquier contexto y más en aquellos en los que no repercute directamente en el producto final. Es decir, una candidatura fallida a los JJOO no puede costar millones, porque ni tienes el producto asegurado ni la vas a recuperar, por lo menos a corto plazo. Esto le sucedió a Madrid en las últimas dos candidaturas a las que se presentó, donde se invirtieron a fondo perdido más de 25 millones de €. La capital española en las últimas dos candidaturas no salió elegida y permitirme decir que coincido plenamente con el artículo que nos atañe. El motivo de la desestimación de la candidatura fue la austeridad planteada por los españoles frente a la “exoticidad” de Japón. Sabiendo que lo que inclino la balanza fue el derroche y la pompa de los japoneses ¿os creéis que la austeridad es un objetivo para el COI?

Por otro lado está la problemática de la visión (licita o no) de los JJOO como un negocio cuando en la idea original de Pierre de Coubertin ni siquiera aparecía esa connotación. Yo me pregunto ¿hasta qué punto deben ser los JJOO un negocio? Rentabilidad si pero, ¿a qué precio? Al de dejar a personas sin hogar, el de hacer nuevas villas, estadios, circuitos… cuando hay un alto porcentaje de gente en el país por debajo del umbral de la pobreza. Sí señores/as, esto está sucediendo y el ejemplo más reciente son los juegos de Brasil. Ahora se plantean como objetivo la austeridad tanto en las candidaturas como en el propio evento, un poco irreal ¿no?

Otra de las cuestiones planteadas en la Agenda 2020 y reflejada en el artículo es la posibilidad de establecer subsedes en otros países. La idea de diversificar el producto en sí no está mal si se considera que el objetivo es hacer llegar los beneficios a más territorios y por tanto, redistribuir los costes. Pero también se puede ver desde la óptica de conseguir en general más beneficio. Particularmente, se me hace raro que le “den” los JJOO a Madrid y las subsedes estén en Gibraltar, Andorra o Lisboa. En este caso creo que la balanza se inclina de manera estrepitosa hacia el lado puramente económico dejando lo deportivo en un segundo plano.

Es muy importante tener en cuenta el papel que juegan las federaciones internacionales, así como la pirámide territorial descendente en la planificación y desarrollo de los JJOO. A estas entidades privadas, con funciones públicas, les interesa que se incluyan más modalidades deportivas para obtener mayor peso en la parte alta de la pirámide. Querría incluir un “agente” importante en esta reflexión: el aficionado. Con más modalidades deportivas (pensemos en deportes como el rugby o el surf) más aficionados que quieren tu producto, es decir aumentas la cuota de mercado. A más cuota de mercado, más entrada de dinero por la vía tradicional SSSL pero también por el modelo contemporáneo MCMMG. En definitiva más beneficios.

La sociedad actual ya tiene interiorizado que las decisiones de grandes eventos y elección de sedes están relacionadas con la economía y con la diplomacia. Por tanto, el interés deportivo pasa a un segundo plano. Desde el punto de vista del aficionado como grupo de interés es necesario mantener una imagen de adaptación constante al entorno y puede que sea lo que se intenta desde el COI, pero es necesario que las ideas y propuestas se confirmen con hechos.

 

Bibliografía:

COI. Agenda 2020. Recuperado de: https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=0ahUKEwjKgtfP8JHQAhWDVRoKHbtjDd4QFggkMAE&url=http%3A%2F%2Fwww.estudiosolimpicos.es%2Findex.php%2Fcomponent%2Fphocadownload%2Fcategory%2F1-descargas%3Fdownload%3D12%3Ala-agenda-2020-el-exito-la-mejor-razon-para-el-cambio&usg=AFQjCNGOYRwpC_BcQYOYN8GEjP5Dp6CvwA&sig2=1bshHIGI2tWSaPnvQdXDmQ&cad=rja

  • Articulo al que se hace referencia en el texto:

Sánchez, P. (2015). Economía, política y algo de deporte: pongamos que hablo del COI.  Recuperado de: https://mbadeporte.wordpress.com/2015/01/23/economia-politica-y-algo-de-deporte-pongamos-que-hablo-del-coi/

ADAPTARSE O MORIR

Autor: Mario González Rodríguez (MBA Deporte Universidade de Vigo)

En la senda de lo que Patricio Sánchez planteaba  en la entrada “ECONOMIA, POLÍTICA Y ALGO DE DEPORTE: PONGAMOS QUE HABLO DEL COI” continúo en la misma línea con otra entrada, formulando dos posibles respuestas, que a mi parecer podrían justificar este acercamiento del Olimpo en el que se desenvuelve el  COI a los problemas terrenales que le puedan surgir al país organizador.

A la sazón, se me plantean dos cuestiones: una de ellas, ¿Por qué le preocupa al COI la austeridad? Si el COI como uno de los grandes promotores del evento olímpico no tiene problemas económicos.

El siguiente artículo nos puede ilustrar en este aspecto, desde un punto de vista de la avalancha económica que supone unos Juegos Olímpicos de forma directa y desde otro, cómo los estados (en este caso el español http://www.libremercado.com/2013-03-21/el-coi-y-las-olimpiadas-un-negocio-de-8000-millones-de-dolares-1276485402) se brindan a garantizar el evento, sin que suponga ningún riesgo para el COI. Estas garantías  van más allá de la construcción de instalaciones y equipamientos de dudosa rentabilidad futura, tanto social como económica.  Los poderes públicos españoles sin ir más lejos, para la organización de las Olimpiadas de Madrid se comprometían, por escrito con el COI (ver tabla 3.1 del Dossier Madrid 2020) a muchas otras obligaciones como:

  • Garantizar que no habrá otro evento similar durante las mismas fechas,
  • Proteger todas las marcas olímpicas,
  • Eliminar todo tipo de tasas e impuestos a bienes necesarios para los JJOO o personas que trabajen en los mismos,
  • Asumir el posible déficit del Comité Organizador,
  • Prestación, sin coste, de los servicios necesarios de seguridad y sanidad,
  • Legislación para evitar el ambush marketing (es decir, que las marcas competidoras de los patrocinadores de los JJOO no puedan anunciarse y así se aprovechen de los sponsors que pagan al COI),
  • Control de la publicidad exterior, en el transporte público y en los aeropuertos,
  • Poner a disposición del comité organizador las instalaciones libres de derechos comerciales,
  • Mejoras en la capacidad de las infraestructuras de transporte.

Entonces por qué le preocupa la austeridad a una organización privada, que recibe todas estas ayudas y colaboración públicas de los países que desean ser sedes del evento olímpico.

Y la segunda cuestión, sería:  ?por qué ahora?

Una posible explicación a la primera cuestión podría ser que el COI esté intentando una mejora de su imagen de cara a las sociedades del mundo a través de un restyling, respondiendo a principios de responsabilidad social corporativa y que abarca la sostenibilidad en el sentido más amplio (http://www.eoi.es/wiki/index.php/Desarrollo_sostenible_en_Responsabilidad_Social_y_Sostenibilidad_Empresarial).

Con esta idea del restyling, podríamos formular una hipótesis del por qué ahora. La idea giraría en torno a la sensibilidad de la población con los casos de corrupción en entes tanto públicos como privados, entre los que se encuentra el COI. Esto lo obliga, en el futuro, a dar una imagen de transparencia y preocupación por la situación económica y social de los países organizadores. Esto explicaría también la posibilidad de que los países organizadores puedan introducir disciplinas de mayor arraigo en el programa olímpico, en una concesión de protagonismo. De esta manera mantener su estatus de promotor de este espectáculo que son las Olimpiadas.

Como una adaptación biológica, para garantizar la supervivencia, el COI según las demandas socio económicas mundiales, va ajustando su forma. Y a todo esto, me doy cuenta ahora que no he tocado en ningún momento los valores deportivos, principal objeto de esta organización, ¿por qué será?…

 

EL FÚTBOL EN ALBANIA: DE BIASI Y SU PROPUESTA DE VALOR

Autor: Paloma González (MBA Deporte Universidade de Vigo)

El reciente partido de clasificación para el Mundial de fútbol de Rusia 2018 entre España y Albania ha pasado sin hacer demasiado ruido ante nuestros ojos, más allá de las mangas recortadas de Piqué, España ganó y ya es líder de su grupo.de-biasi

Días antes del partido los medios de comunicación se mostraban relajados ante el rival de España (rival menor, de antemano), a pesar del empate ante Italia, la selección española era la clara favorita en todas las apuestas.

Más allá de la calidad técnica y táctica de ambos conjuntos creo interesante dar a conocer la situación del equipo albanés y del estado del fútbol en Albania.

Fútbol, deporte rey en la mayoría de países pero aun en crecimiento en Albania, por lo que deportivamente, han sido la sombra de Grecia, Serbia o Croacia, pero algo positivo sucedió cuando la federación albanesa propuso a De Biasi ser seleccionador absoluto de fútbol.

De Biasi, entrenador de origen italiano, afrontó el cargo de técnico de la selección albana en el 2011 cuando el equipo era el 74 clasificado del ranking FIFA. Afirmó ‘’muchos se rieron de mí cuando acepté el cargo de seleccionador’’ pero poco a poco demostró cómo de la nada creó un grupo de futbolistas capaces de conseguir clasificarse para la Eurocopa de 2016 y de llegar al puesto 32 del ranking de la FIFA.

En los años 90 se produjo un gran éxodo hacia el fútbol europeo, por lo que la búsqueda de jugadores comenzó en la web y con scouting de videos y si algún jugador llamaba la atención del seleccionador, él mismo viajaba para hablar con él y convencerle de jugar con Albania.

De Biasi recorrió unos 70 países en busca de talento para su equipo y contactó con jugadores que poseían la nacionalidad albana y de otros siete países más (Suiza, Alemania, Macedonia, Noruega, Grecia, Finlandia y Bélgica). Un ejemplo de esto son los hermanos Xhaka, Granit y Taulant, de padres albano-kosovares y que juegan en distintas selecciones, Granit con Suiza (país de acogida) y Taulant con Albania.

Además, en Albania la falta de profesionalidad en el fútbol era latente. Lorik Cana, jugador albanés explica que en los entrenamientos compartían el mismo campo de césped artificial con otros 4 equipos, debido a que los estadios solo se utilizaban el día de los partidos; esta fue una de las razones que provocó que la mayoría de los futbolistas albaneses emigraran a la liga inglesa, francesa o italiana.

seleccion-albaniaHoy en día el fútbol albanés está creciendo sustancialmente pues su liga nacional ya cuenta con 10 equipos y uno de ellos, el Skënderbeu, ha sido el primero en jugar la ronda previa de la Champions League. A pesar de haber recorrido 200 km en 6 horas de autobús, el equipo le plantó cara al Dinamo de Zagreb.

De Biasi ayudó a crecer a este deporte, se dice que el fútbol albanés se ha europeizado, y así lo cuenta Albert Stroni, un talentoso futbolista que militó en equipos españoles como el Compostela y Ourense en 2º División.

De Biasi consiguió que los aficionados albaneses olvidaran a las grandes estrellas que emigraron y que ahora juegan con otra selección, como Shaqiri (Suiza). Pero la coronación del seleccionador llegó con la clasificación a la Euro de Francia y sus posibilidades de clasificación para el Mundial 2018.

Por lo tanto, Gianni De Biasi ha conseguido colocar a Albania en el mapa futbolístico europeo y por ello ha sido nacionalizado albanés y nombrado doctor honoris causa en Ciencias Sociales por la Universidad de Tirana; transcendiendo lo futbolístico ha rehecho un equipo convirtiéndolo en competitivo y compacto. Su misión hoy en día es seguir buscando jóvenes que alimenten la selección absoluta de Albania.

Como el fútbol es, por suerte o desgracia, un reflejo de las sociedades, en el caso de los países de los Balcanes el nacionalismo y los conflictos todavía está muy presente (caso del Dron en el partido Serbia-Albania) pero De Biasi ha dado con la fórmula con su propuesta de valor en Albania, buscando en el talento joven, la ilusión y las ganas necesarias para ilusionar a un país con su selección viviendo el sueño de jugar la Eurocopa de Francia.

Referencias bibliográficas:

– (2015) El fútbol da vida en Albania: el país más pobre de Europa estará en la Eurocopa. La información. Recuperado de http://www.lainformacion.com/deporte/futbol/el-futbol-da-vida-a-albania-el-pais-mas-pobre-de-europa-estara-en-la-eurocopa_lXko1yd0mScCApmtoEsZQ/

– (2016) El DT de Selección que tuvo que buscar jugadores por Internet. Todo pasión. Recuperado de http://m.tn.com.ar/deportes/hazanas/el-dt-de-seleccion-que-tuvo-que-buscar-jugadores-por-internet_681690

– (2016) Entrenador italiano y jugadores kosovares en el milagro de Albania. El Mundo. Recuperado de http://www.elmundo.es/deportes/2015/10/12/561be67222601d5e398b4586.html

– Campos, T. (2016) Golpe de Autoridad. Diario Marca. Recuperado de http://www.marca.com/eventos/marcador/futbol/clasificacion_mundial/2016_17/grupo_g/jornada_3/aln_spa/

– Gabilondo, A. (2016) Albania se enorgullece de la gesta de sus ‘’hijos de la guerra’’. Diario AS. Recuperado de http://futbol.as.com/futbol/2016/06/21/eurocopa/1466472087_820075.html

– Martínez, D. (2016) Los hermanos Xhaka: otra vez frente a frente. El Mundo. Recuperado de http://www.elmundo.es/deportes/2016/09/29/57ec3f8b22601da1528b4594.html

– Nicolás, P. (2015) Albania: De Kosovo y la diáspora a la Eurocopa 2016. Cámara Cívica. Recuperado de http://www.camaracivica.com/divulgacion/albania-de-kosovo-y-la-diaspora-a-la-eurocopa-2016/.

LA NUEVA RED SOCIAL: DEPORTE

Autor: Iago Presas (MBA Deporte Universidade de Vigo)

El deporte aporta muchos beneficios, rápidamente se nos viene a la cabeza a todos la salud, la forma física , el ocio, el bienestar mental, la educación, pero no todo el mundo lo comparte como fenómeno social, es decir, como forma de relacionarse, lo cual es hoy en día una realidad.

Actualmente son muchas las redes sociales donde la gente se relaciona con sus amigos e incluso con gente que no conoce, donde se pueden expresar las ideas personales, opiniones y donde existe un sentimiento de pertenencia a una comunidad o grupo. Pues bien, el deporte se podría considerar a día de hoy, como la nueva red social, bajo el punto de vista de una gran parte de la sociedad, mejor que Facebook o Twitter.

RED SOCIAL

Nº USUARIOS (MILLONES)

FACEBOOK

1650

TWITTER

300

INSTAGRAM

400

DEPORTE

¿CUANTOS?

Elaboración propia a partir de http://www.webempresa20.com/blog/las-30-redes-sociales-mas-utilizadas.html

¿Porqué? Seguro que existen críticos a esta afirmación y también defensores, al igual que numerosos puntos de vista pero la realidad es que el deporte hace que te relaciones directamente con otra gente. Practicar deporte es una red social viva, porque nos acerca a otras personas. Podríamos considerarlo por las siguientes razones:

  • Cuando realizas un deporte por gusto, es decir, por afición, ya compartes algo en común con el resto de los participantes, bien sean compañeros o contrincantes. Este lazo en común provoca que haya complicidad y por lo tanto que la gente se relacione. Da igual que hablemos de salir a correr habitualmente, ir al gimnasio, natación, o que se practique deporte de equipo, en todos ocurre lo mismo.
  • Relacionarse con menos barreras porque al compartir todos el gusto por la práctica deseada es más fácil que puedas opinar libremente sin presiones.
  • Al realizar la misma actividad deportiva la gente comparte una escala de valores (esfuerzo, fraternidad, disciplina, respecto, etc.) en común, lo que provoca que las personas se acerquen y establezcan conversaciones.
  • Siempre que se realiza un deporte nos permite tener la posibilidad de acceder a numerosos clubs, en los cuales se socializa y se conoce a gente con los mismos gustos.
  • Cuando realizamos deporte, es decir, cuando hacemos lo que nos gusta, estamos más seguros de nosotros mismos y eso se refleja. El claro ejemplo lo tenemos en la gente que queda para salir a correr: quedan en un sitio, hacen su sesión de running y luego quedan para otros días. En esos casos las conversaciones que fluyen son amenas ya que se habla sobre como ha ido la carrera principalmente. A medida que las quedadas son más frecuentes y los lazos de amistad avanzan, habrá otro tipo de conversaciones que también serán fáciles por la costumbre de verse a menudo.
  • Todo esto junto, provoca que se amplíen amistades, que se conozca a más gente, y sobre todo, en contacto directo. Mucha gente inicia actividades deportivas para conseguir aumentar sus círculos de contactos.

En definitiva, el deporte es una red social muy activa y muy eficaz, que cuenta con una peculiaridad fundamental respecto a las redes sociales convencionales, se mantiene contacto directo con las personas, no a través de dispositivos electrónicos.

Deberíamos pensar en cuál sería el número de usuarios del deporte.

Referencias: