Ciclismo… ¿le damos una oportunidad?


(Autor: Guillermo Vidal)

ciclistas durmiendo

Comenzó el año y con él la nueva temporada ciclista. Las pruebas de máxima categoría mundial ya empezaron a andar con el Tour Down Under australiano; en pocas semanas estaremos ya metidos de lleno en las clásicas de primavera, y luego el Giro de Italia, el Tour de Francia… y con ellas las retransmisiones, fundamentalmente, de la televisión pública estatal. Y a su vez, con éstas y como sucede año a año, no van a faltar en las redes sociales las reiterativas alegrías de mucha gente (¿la mayoría?) por el hecho de poder “dormir la siesta” con más facilidad. Más allá del chiste y de la parte de realidad que encierra este hecho, está claro que es un sentir bastante común que el ciclismo es aburrido, que no tiene emoción y, como tal, sólo vale para dormir la siesta.

Pero veamos que pasa en otros deportes también televisados frecuentemente, aunque que con la fama más intacta. En la Fórmula 1 no es tan raro encontrar una carrera de hora y media que acaba prácticamente como empezó en la parrilla de salida y con distancias de 10 segundos para arriba entre los favoritos. Si, de otra manera, buscamos la emoción en el fútbol la podemos encontrar, aunque es innegable que si somos aficionados a los dos principales equipos de la liga española la mayoría de las veces tarea no es fácil – me estoy refiriendo a los partidos que “acaban” en el minuto 20 y que terminan con una goleada-. Y ¿qué pasa si nos gusta el tenis, o el baloncesto? No negaremos que estos partidos pueden llegar a tener gran emoción, pero también es difícil negar que en ellos haya más tiempo de juego parado que de tiempo real de juego. Y es que el tenista seleccionando las pelotas y luego botando en ellas durante medio minuto debe desesperar a cualquiera que le guste el tenis, lo mismo que los tiempos muertos y las continuas faltas tácticas de los últimos minutos empatados del baloncesto a quién le gusta este deporte.

Ahora bien, cuando pasan estas cosas en estos deportes no parece que nos moleste en absoluto. Seguimos siendo tan afectos a ellos como siempre, seguimos emocionándonos y “retwitteando” con ellos, y por supuesto, no dormimos la siesta con ellos, ni siquiera lo insinuamos como chiste. No obstante, el ciclismo nos parece aburrido. Bueno. A ver, hablemos claro. Reconozcamos que lo que realmente sucede es que el ciclismo nos parece aburrido porque no lo entendemos. Vale, no es fácil reconocerlo, pero a fin de cuentas si, dormimos la siesta con el ciclismo porque no le damos una oportunidad, porque lo vemos durante 10 minutos, todo parece tranquilo y monótono y sólo parece haber docenas de ciclistas dando un paseo y claro, como además acostumbran a televisarlo en  verano con el calor del sofá, nos da el sueño. No sabemos qué es un sprinter, ni un clasicómano, ni un abanico, ni un gregario, ni cómo funcionan las distintas clasificaciones (empezando por la general), no entendemos cómo el mismo ciclista puede ganar 6 etapas de las 20 que tiene el Tour o la Vuelta y acabar entre los 10 últimos clasificados.

El deporte es como la música, o como el cine, o como la literatura. Si no ponemos un mínimo de esfuerzo, nos gustarán toda la vida los mismos pocos deportes. Que no es que esté mal. Pero dale una oportunidad al ciclismo, y, las próximas veces que lo televisen, aguanta el sueño. Fíjate bien en todo, escucha al narrador, observa bien las clasificaciones y aprende cómo funcionan las cosas que no entiendes. Igual descubres que tiene tanta o más emoción que los deportes que te gustan. Y de paso, igual tampoco vuelves a dormir con él.

Anuncios

Autor: MBA Deporte

MBA impartido en la Facultad de Ciencias Empresariales y Turismo del Campus de Ourense. Único programa oficial de posgrado sobre esta temática en Galicia y uno de los pocos en España. Incluído en el Top20 del Ranking Mundial de Masters en Sport Management elaborado por Sport Business International.

Un comentario en “Ciclismo… ¿le damos una oportunidad?”

  1. El problema principal del ciclismo, es que en una gran vuelta como puede ser Tour, Giro y Vuelta (21-22 Días) las etapas propicias para movimientos de los favoritos se reducen a unas 10, que serían las de montaña – media montaña, cronos y como mucho alguna etapa llana con posibles abanicos. En el resto de etapas estos movimientos no se producen ,acabando abocadas al sprint o a la victoria de la fuga del día pero sin movimiento de los corredores mas mediáticos y que mas atraen la atención al este deporte como pueden ser Froome, Contador, Nibali, Aru, Landa….

    Asimismo, creo que las organizaciones de las grandes vueltas están cambiando sus formatos en los 2 o 3 últimos años, incluyendo etapas llanas con finales en pequeños puertos explosivos como por ejemplo Mirador de Ezaro, que hacen que la competición se dinamice y gane en atractivo, espectáculo, intensidad y competitividad entre los principales favoritos. Esto hace que el interés general aumente y que muchas personas estén empezando a dar una oportunidad a un deporte como el ciclismo.

    Bajo mi punto de vista el ciclismo, no es solo ver deporte si no que gracias a la televisión te permite conocer partes del mundo a través de esas imágenes de helicóptero brutales en donde ves a esos 180 – 200 superhombres llegar al limite de su fatiga subiendo puertos de inmensa dureza y belleza de los Alpes (Galibier, Stelvio) u otros de aspecto lunar como el Mont Ventoux.

    Entre otras muchas cosas, es por esto por lo que me encanta este deporte.

    http://noticias.eltiempo.es/2015/08/10/paso-stelvio-temido-puerto-montana-los-alpes/

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s