Responsabilidad civil en el deporte


Introducción

Cualquier actividad humana genera algún tipo de riesgo de que se produzcan accidentes.

En el ámbito del deporte y la actividad físico-deportiva, ya sea con finalidad competitiva, formativa o recreativa las probabilidades aumentan sustancialmente. El amplio número de actores implicados en el entorno profesional del gestor deportivo aumenta el riesgo y dificulta la prevención del mismo: deportistas, alumnos, técnicos deportivos, trabajadores empresas, administraciones públicas, instalaciones, espectadores…

Definición

Según la Real Academia de la Lengua, la responsabilidad es la “deuda, obligación de reparar y satisfacer, por sí o por otro, a consecuencia de delito, de una culpa, o de otra causa legal”.

En el ámbito jurídico, se refiere a la “sujeción de una persona a la obligación de reparar el daño producido tras la vulneración de un deber de conducta”. Según esto, podemos decir que la responsabilidad civil sólo surge en función de la existencia de una previa obligación con consecuencias jurídicas.

El origen de la responsabilidad se encuentra en la transgresión o violación de un deber, que da lugar a ocasionar una lesión a una persona, surgiendo el deber de reparar la lesión ocasionada a la referida persona. Según esto, podemos decir que el objetivo principal de la responsabilidad civil es procurar la reparación, que consiste en restablecer el equilibrio que existía entre el patrimonio del autor del daño y el patrimonio de la víctima antes de sufrir el perjuicio.

Tipos de responsabilidad Civil

  •  Subjetiva y objetiva

La responsabilidad subjetiva se fundamenta en la culpa. Se responde porque se es culpable, bien porque se ha buscado o querido la producción del daño, o bien porque se obrado de forma imprudente o negligente. Según el artículo 1.102 del CC quedan sujetos a la indemnización de los daños causados los que, en el cumplimiento de sus obligaciones, incurren en dolo, negligencia o morosidad; y, según el artículo 1.902 , hay obligación de resarcir los daños causados por acción u omisión, pero siempre que intervenga culpa o negligencia.

La responsabilidad objetiva es un tipo de RC que se produce con independencia de toda culpa por parte del sujeto responsable por lo que existe obligación de resarcir el daño causado independientemente de que exista o no culpabilidad.

  •  Derivada, o no, de ilícito penal

CC art. 1.089 y ss. Al establecer las fuentes de las obligaciones, distingue entre las que nacen de los delitos y faltas, que se rigen por lo dispuesto en el código penal, y las que deriven de actos u omisiones en que intervenga la culpa o negligencia no penados por

Ley que se regirán por lo dispuesto en los art. 1.902 a 1.910 del CC.

  •  Solidaria y mancomunada

Cuando en los daños producidos intervienen varias personas, se plantea la determinación de la responsabilidad de cada uno de ellos.

Existe responsabilidad solidaria cuando el acreedor de la indemnización tiene la facultad de exigir a cualquiera de los responsables el cumplimiento íntegro del abono de la indemnización.

La responsabilidad mancomunada, art. 1.137 y 1.138 del CC, el deber de indemnización ha de ser exigido a la pluralidad de responsables, dividiendo el importe de la responsabilidad a partes independientes.

  •  Directa e indirecta

Es directa la responsabilidad que se impone a la persona causante del daño siendo, por tanto, una responsabilidad por hechos propios. Ej. El deportista que agrede, el docente por sus omisiones.

La responsabilidad indirecta se produce cuando el resarcimiento del daño se le impone a una persona que no es la causante del daño, sino que es una responsabilidad por hechos ajenos. Ej: propietario de una instalación deportiva por la labor de sus técnicos, el club deportivo por la labor de sus entrenadores, etc.

  •  Principal y subsidiaria

La responsabilidad principal es aquella que es exigible en primer término.

La responsabilidad civil es subsidiaria cuando el deber impuesto al responsable principal no existe o no se cumple.

  •  Contractual y extracontractual

La responsabilidad contractual presupone una relación entre el autor y la víctima del daño y resulta preciso que el hecho causante de ese daño se desarrolle en el contexto del contenido contractual. Para que exista RC contractual deben darse 2 circunstancias:

  1. Contrato entre el autor y la víctima del daño
  2. Que el daño sea debido a un incumplimiento o cumplimiento defectuoso del contrato

En la RC extracontractual el daño se produce al margen de una relación contractual.

Referencias

José Ángel Lago Filgueira. La Responsabilidad Civil en el profesional de la Actividad Física y del Deporte.

Aníbal J. Torregrosa Meseguer. Responsabilidad Civil en el ámbito del deporte.

 

Autor: Daniel Rodríguez Neto

 

Anuncios

Autor: MBA Deporte

MBA impartido en la Facultad de Ciencias Empresariales y Turismo del Campus de Ourense. Único programa oficial de posgrado sobre esta temática en Galicia y uno de los pocos en España. Incluído en el Top20 del Ranking Mundial de Masters en Sport Management elaborado por Sport Business International.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s